lunes, 1 de abril de 2013

Rodríguez-Comendador anuncia una próxima bajada del IBI ante la "prudente y razonable" gestión del Ayuntamiento de Almería


ALMERÍA.- El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), ha anunciado este lunes la intención del equipo de gobierno de bajar el IBI en los próximos ejercicios ante los resultados de la gestión económica "prudente y razonable", según ha dicho, del PP al frente del Ayuntamiento de Almería. 

   Así lo manifestado durante la celebración de un pleno extraordinario en el debate sobre la Liquidación del Presupuesto General del Ayuntamiento y los sus Organismos Autónomos del ejercicio 2012, donde ha defendido la gestión económica al frente del Consistorio, "que se traduce en una solvencia que hace posible el pago a proveedores y que significa, a su vez, el mantenimiento de empleos, que los funcionarios de la casa puedan seguir cobrando puntual y regularmente y que se puedan seguir acometiendo inversiones".
   La responsable del Área de Hacienda, Rafaela Abad (PP), ha destacado que "la gestión del PP al frente del Ayuntamiento cumple con los planes de estabilidad presupuestaria y eso significa que no gastamos lo que no tenemos", ha señalado antes de asegurar la ciudad posee uno de los ayuntamientos "más solventes de España".
   Con esto, ha incidido en las cifras de la liquidación del presupuesto, "con un remanente líquido de tesorería para gastos generales de 12.908.422,9 euros y un superávit en términos de estabilidad presupuestaria de 10.904.717,63 euros".
   Durante el debate, el concejal de Urbanismo y portavoz del equipo de gobierno, Pablo Venzal (PP), ha anunciado un "inminente acuerdo" con el Obispado para la cesión de suelo en el barrio de El Quemadero, que será puesto a disposición de la Junta de Andalucía para la construcción de un centro de salud en el barrio.
   Venzal ha avanzado este acuerdo durante el debate sobre la cesión del templo parroquial de San Antonio de Padua a la Diócesis, una propuesta que ha sido aprobada con los votos favorables del equipo de gobierno, la abstención del PSOE y el rechazo de IU. La finca objeto de esta cesión cuenta con una superficie total de 1.856 metros cuadrados, tendrá carácter indefinido y su uso está destinado al culto de la religión católica.
   El responsable del Área de Economía y Territorio, Pablo Venzal, ha señalado que el acuerdo de cesión cumple con lo establecido en el Ley de Bienes de las Entidades Locales de Andalucía y ha rechazado las críticas de los grupos de la oposición respecto a las condiciones de la propuesta al asegurar que "el solicitante de esta cesión constituye una entidad privada de interés público sin ánimo de lucro", por lo que "el requisito exigido al cesionario se cumple perfectamente".
   Los portavoces de la oposición, Joaquín Jiménez (PSOE), y Rafael Esteban (IU) se han mostrado contrarios a esta operación que ha defendido también el alcalde, para quien "en ningún caso se cambia el uso del suelo que ocupa la iglesia, si no se va a patrimonializar". En cualquier caso, el PSOE ha condicionado su voto a la obtención de suelos del Obispado, momento en el que el edil ha desvelado el "inminente acuerdo" con la Diócesis para obtener terrenos en El Quemadero.
   También se ha aprobado con los votos del equipo de gobierno el acuerdo de funcionarios y convenio colectivo de personal laboral del Ayuntamiento de Almería para los próximos tres años, si bien los grupos de la oposición han votado en contra del mismo. Según la responsable del Área de Personal, Lola de Haro (PP), el convenio apoyado por tres de los cinco sindicatos, "consolida la gran mayoría de los derechos adquiridos por los empleados municipales, garantiza el mantenimiento de todos los puestos de trabajo, y no toca sueldos".
   "Eso es rigor y eficiencia. Solo así podremos seguir haciendo cosas, como bajar el IBI a los ciudadanos, que lo vamos a bajar", ha remarcado el regidor ante las críticas de los grupos de la oposición --PSOE e IU-- así como las de un nutrido grupo de trabajadores municipales y sindicatos, que en el salón de plenos se han mostrado contrarios a las condiciones del nuevo convenio colectivo.
   El PSOE ha apoyado también la construcción de un edificio para Urbanismo sobre el parking en ejecución de la Plaza Marín al entender que "permitirá ahorrar el coste del alquiler que el Ayuntamiento paga actualmente por la ocupación de las dependencias de la Gerencia de Urbanismo en la Rambla". No obstante, Jiménez ha expresado sus dudas sobre que sea la empresa municipal Emisa la que lo construya dado que "se supone que Emisa va a ser disuelta este mismo año".
   Por otra parte, el portavoz del PSOE ha invitado a replantearse la demolición del antiguo edificio de Correos a favor de vivienda libre y locales comerciales y ha criticado la intención de comprar el edificio del antiguo sanatorio Virgen del Mar para nuevas dependencias de carácter municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada