sábado, 19 de febrero de 2011

Las protestas se cobran 84 muertos en la Libia de un Gadafi tornado en asesino


TRÍPOLI.- Las manifestaciones en demanda de un cambio político se ha cobrado en los últimos tres días en Libia la vida de 84 personas, 35 de ellas en Benghazi, según la organización humanitaria HRW, por las protestas en varias ciudades del país en demanda de un cambio político al régimen de Muamar al Gadafi, que lleva 41 años en el poder. Las autoridades libias no han proporcionado una versión oficial de estos balances.

Según HRW, que basa sus cifras en conversaciones telefónicas con centros hospitalarios y testigos, "las fuerzas de seguridad de Al Gadafi dispararon contra los ciudadanos, que simplemente demandan un cambio".

Las protestas organizadas en Libia contra el régimen de Muamar Gadafi se han extendido este sábado a más ciudades, principalmente en la zona este, sin que por el momento exista forma de contrastar las informaciones publicadas por organizaciones de Derechos Humanos.

La cadena Al Yazira ha informado de que este sábado están celebrándose manifestaciones en Trípoli, Banghazi, Al Bayda, Darnah, Ajabiya, Quba, Tobruk, Zentan, Tajoura y Shahhat. Según estas informaciones, ha ardido una comisaría de policía en Benghazi --la segunda mayor ciudad del país-- y también han sido quemadas unas oficinas de las fuerzas de seguridad en Darnah.
Amnistía Internacional (AI) cifró en 46 las víctimas mortales de los últimos tres días, acusó a las autoridades del "excesivo" empleo de la fuerza contra "manifestantes que piden un cambio político" e indicó que la mayor parte de las víctimas resultaron alcanzadas en "la cabeza, pecho y cuello".

 Numerosos residentes emprendieron este sábado patrullajes por su cuenta en la ciudad de Benghazi, en el este de Libia, debido a la ausencia policial en las calles después que fuerzas gubernamentales atacaran por la madrugada un campamento de manifestantes que exigían el fin del régimen de Moamar Gadafi, dijeron testigos.

"No vemos un solo policía en las calles, ni siquiera un agente de tránsito", dijo un abogado en Benghazi. Los residentes temen que las fuerzas progubernamentales emprendan ataques casa por casa después de la represión contra el campamento de manifestantes.

"Los residentes asumieron patrullajes vecinales... para la protección de sus casas y vecindarios", dijo el abogado. Esta persona y otras dentro de Libia solicitaron no ser identificadas a cambio de hacer declaraciones, por temor a de represalias. 

La situación se ha vuelto cada vez más caótica en esta nación del norte de Africa, donde 84 personas han muerto a causa de la represión de las manifestaciones contra Gadafi, según el grupo de derechos humanos Human Rights Watch.

Las autoridades cortaron el servicio de internet en Libia a partir de las 2.00 de la madrugada del sábado, según la compañía de seguridad Arbor Networks, con oficinas centrales en Estados Unidos. Con la supresión de este medio clave de comunicación, Libia quedó aislada del exterior.

El opositor libio Fahi al-Warfali, quien se encuentra en Suiza, dijo que varios dirigentes de los inconformes han sido detenidos, entre ellos Abdel Hafez Gougha, uno de los organizadores de la movilización y a quien se detuvo después que su casa fuera allanada en la noche por fuerzas de seguridad.

Según la organización de derechos humanos Human Rights Watch, unas 84 personas han muerto en las protestas en Libia, que han escalado de nivel desde su inicio el martes. Las cifras de víctimas facilitadas el viernes coinciden con las del grupo de derechos humanos.

A las 05.00 horas del sábado, fuerzas especiales atacaron a cientos de manifestantes, entre ellos abogados y jueces, que habían acampado frente a un tribunal en Benghazi, la segunda ciudad de mayor tamaño en Libia y epicentro de la agitación antigubernamental.

"Lanzaron gas lacrimógeno a los manifestantes en carpas y despejaron las áreas después de que muchos huyeron llevándose a los muertos y a los heridos", dijo un manifestante en declaraciones telefónicas desde Benghazi. "Esta es una ciudad fantasma. Todos tememos que algo grande va a ocurrir hoy en Benghazi", agregó.

El manifestante declinó identificarse, en otra expresión del temor a represalias que es generalizado entre la gente.

Millares de opositores comenzaron hace tres días a exigir el fin del gobierno de 42 años de Moamar Gadafi. Las protestas se han efectuado principalmente en ciudades del oriente, una zona empobrecida del país. Las manifestaciones han sido reprimidas brutalmente por milicias armadas y fuerzas de elite.

"Las autoridades libias deben suspender inmediatamente los ataques a los manifestantes pacíficos y protegerlos de agresiones de los grupos armados progubernamentales", dijo Human Rights Watch en un comunicado el grupo de derechos humanos que tiene sus oficinas centrales en Nueva York. 

 Líneas rojas

La represión de las manifestaciones opositoras en Libia ha causado la muerte de decenas de personas, en momentos en que la movilización contra el régimen de Muamar Kadhafi se intensificaba en el este del país.

Para la organización de defensa de los Derechos Humanos, Human Rights Watch (HRW), que cita testimonios de personal médico y de testigos, al menos 84 personas murieron en Libia desde el principio de las manifestaciones, el pasado martes 15 de febrero.

"Las autoridades libias deben parar inmediatamente los ataques contra los manifestantes pacíficos y protegerlos de los grupos armados progubernamentales", afirmó en un comunicado HRW, con sede en Nueva York.

Un recuento realizado por agencias internacionales a partir de diferentes fuentes locales el viernes por la tarde totalizaba 41 muertos, en momentos en que testigos y medios de comunicación indicaban que varios edificios públicos y vehículos se habían incendiado en varias ciudades.

El fiscal general de Libia, Abdelrahman Al Abar, ordenó una investigación sobre la violencia ejercida en ocasión de las manifestaciones contra el régimen, indicó el sábado una fuente fidedigna.

"El fiscal ordenó la apertura de una investigación sobre las razones y el balance de los acontecimientos en algunas ciudades, e instó a acelerar los procedimientos para juzgar a todas las personas culpables de muertes o saqueos", agregó sin brindar más detalles dicha fuente, que pidió el anonimato.

Mientras tanto, una fuente allegada al poder indicó que las fuerzas de seguridad "recibieron la orden de salir del centro de la ciudad de Al Baida (a 1.200 km al este de Trípoli) para evitar enfrentamientos con los manifestantes".

En cambio, la situación en Trípoli seguía estando más tranquila el sábado, al igual que los días anteriores, durante los cuales partidarios del régimen se manifestaron con fotos de Kadhafi.

Según la empresa con sede en Estados Unidos Arbor Networks, el servicio de Internet fue cortado en Libia, donde el gobierno querría quitar a los manifestantes opositores formas de organización y comunicación.

Kadhafi no ha realizado declaraciones públicas desde el inicio de la movilización, pero los comités revolucionarios, columna vertebral de su régimen, amenazaron el viernes, en la página web de su periódico Azahf Al Ajdar (La Marcha Verde), con una respuesta "violenta y fulminante" a los manifestantes.

"El poder del pueblo, la Jamahiriya (poder de las masas), la revolución y el líder (Kadhafi) constituyen líneas rojas. El que intente sobrepasarlas o acercarse a ellas se arriesga al suicidio y juega con fuego", advirtieron.

Un habitante de Benghazi ha relatado la situación caótica que se vive en esta ciudad y ha dicho que durante la última noche se han escuchado disparos y un grupo de manifestantes opositores ha atacado la sede de la radio pública. Además, según otro testigo, "un gran número" de personas se ha congregado ante el tribunal de la localidad.

   Varias partes de Benghazi se encontraban este sábado sin suministro eléctrico, según informaciones de la cadena británica BBC, que confirma también el bloqueo de algunas páginas web como Facebook o Al Yazira. La cadena qatarí ha denunciado que su señal está siendo atacada en Libia.

   El periódico privado Quryna, propiedad de uno de los hijos de Gadafi, ha adelantado que el Parlamento aprobará próximamente cambios políticos, incluidos cambios de personas en algunos cargos.
Desde el martes se están llevando a cabo manifestaciones sin precedentes contra el régimen, similares a las organizadas en otros países musulmanes, como las revueltas que llevaron a la caída a los presidentes de dos países vecinos de Libia, Túnez y Egipto.

ÚLTIMA HORA

Al menos 15 personas han fallecido en Benghazi por disparos de las fuerzas de seguridad, que abrieron fuego contra los participantes en una marcha fúnebre, según ha informado un médico del hospital Al Jalah en declaraciones a la cadena panárabe Al Yazira. Los disparos habrían causado además decenas de heridos. La marcha era para recordar a varios de los manifestantes fallecidos en los últimos días de protestas.
   En total son ya 44 los fallecidos por las protestas en los tres últimos días que han sido trasladados a ese hospital, según la fuente. "No tenemos medios suficientes en este hospital y los heridos llegan en oleadas. Todos tienen heridas muy graves en la cabeza, el pecho o el abdomen. Son heridas de bala de fusiles de gran potencia", ha explicado.
   "Todos son civiles de entre 13 y 35 años. No hoy policías ni militares heridos", ha asegurado, al tiempo que dijo que no hay otra explicación para estas heridas que los disparos de las fuerzas de seguridad. "Es una política de 'disparar a matar'", ha afirmado.
   Mientras, continúan las informaciones confusas sobre la situación, ya que la oposición asegura haber tomado el cuartel del Ejército en la ciudad, una información que ha ratificado el médico del hospital Al Jalah.
   Otro vecino de la ciudad, la segunda más importante del país, ha indicado que los hospitales de la ciudad están desbordados por los muertos y heridos, y que se están quedando sin reservas de sangre.
   "Es una gran masacre. Nunca hemos oído hablar de nada parecido. Es horrible", ha afirmado Ahmed en declaraciones bajo condición de anonimato por miedo a posibles represalias. "El tiroteo continúa ahroa mismo. Estamos a unos 3 kilómetros de distancia y esta mañana hemos visto a militares llegando a la ciudad", ha proseguido.
   Las protestas están calando principalmente en el este de Libia, en ciudades como Baida, Tobruk o la propia Benghazi, pero también habría revuletas en localidades del oeste como Misurata, donde miles de personas habrían salido a la calle para protestar contra la brutalidad de las fuerzas de seguridad.
   Además, los opositores denuncian la presencia de "mercenarios" subsaharianos que no hablan árabe armados y desplegados para reprimir las protestas. Incluso han hecho circular vídeos en los que se puede ver a paramilitares de raza negra uniformados muertos a manos de los manifestantes.

La Policía carga en Argel contra los primeros opositores al régimen militar


ARGEL.-   La Policía argelina ha reprimido a un grupo de opositores reunidos en Argel para protestar contra el Gobierno, en una nueva jornada de manifestaciones que, al igual que la del sábado pasado, está marcada por la fuerte presencia de las fuerzas de seguridad en las calles.

   La marcha estaba convocada para las 11.00 horas y, a su llegada, algunos manifestantes han reclamado a gritos una Argelia "libre y democrática", según informa un periodista de una agencia de noticias internacional presente en la plaza 1 de Mayo.
   Un grupo de policías reprimió con porras a unos 50 opositores que intentaban tomar parte en esta concentración, mientras que decenas de agentes y vehículos de seguridad patrullaban las calles de Argel desde horas antes del inicio de los actos de protesta.
   El diario argelino 'Le Watan' ha informado de que varias personas han resultado heridas durante las primeras cargas policiales, que han llevado a los manifestantes a improvisar la marcha y dirigirse a otros lugares del barrio de Belcourt.
   El periódico cifra en unos 400 el número de personas reunidas en una de estas concentraciones, en la que se podían leer pancartas contra el presidente, Abdelaziz Buteflika.
   Por otra parte, el portal 'Tout sur l'Algerie' indica que simpatizantes de Buteflika han acudido a la zona de manifestaciones opositoras y gritado consignas en favor del mandatario.
   El pasado sábado, alrededor de 150 personas se reunieron en una protesta contra el Gobierno, pero la Policía logró impedir la adhesión a esta convocatoria de otros manifestantes. Estas marchas, similares a las registradas en otros países del mundo islámico, no cuentan con el apoyo de las principales fuerzas opositoras argelinas.

Abortada una marcha


La policía anti-disturbios de Argelia ha sitiado al medio millar de manifestantes que intentaban organizar una marcha prohibida en la capital, inspirada en las revueltas de otras partes del mundo árabe al grito de "poder asesino", "abajo la opresión" y otras consignas contra el régimen y el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika. Como resultado de los enfrentamientos, un diputado de la opositora Reagrupación por la Cultura y la Democracia (RCD) Tahar Besbes ha resultado gravemente herido.
Un grupo que coreaba "Argelia, libre y democrática" intentó llegar a la Plaza del 1 de Mayo en el centro de la ciudad para comenzar una marcha de protesta, pero los activistas fueron dispersados dos calles antes por la policía, que hizo uso de sus porras.
A continuación, fueron acorralados en el patio de un bloque de viviendas, donde la policía con cascos y equipo de protección los rodeó, junto a varios cientos de curiosos y algunos partidarios del Gobierno.
Los disturbios en Argelia podrían tener implicancias para la economía mundial por ser un gran exportador de gas y petróleo, pero analistas dicen que una revuelta al estilo egipcio es improbable porque el Gobierno puede usar sus ingresos petroleros para aplacar la mayoría de las quejas.
La protesta estaba organizada por grupos de derechos humanos, algunos sindicatos y un pequeño partido de la oposición. Las principales fuerzas opositoras de Argelia no participaron.
Según han informado fuentes de la Liga Argelina de Derechos Humanos, se cortó el servicio de trenes de cercanías de Argel y se han instalado controles policiales en las carreteras para impedir a "muchos" ciudadanos llegar a la capital.
El presidente de honor, Ali Yahia Abdenur, de 91 años, la figura más respetada de la coordinadora convocante de la manifestación, sí consiguió llegar a las inmediaciones de la plaza y encabezaba una de los grupos que se intentan llegar a la plaza. Abdenur estimó que la plaza está tomada por unos 40.000 policías.
Varias personas podrían haber resultado heridas durante esta movilización, según ha informado la web elwatan.fr.
Esta ha sido la respuesta de las Fuerzas Armadas a la convocatoria de la Coordinadora Nacional por la Democracia y el Cambio (CNDC), que integra a varias organizaciones de la sociedad civil y partidos políticos, en demanda de la democratización del régimen argelino.
La Coordinadora nacional por el Cambio y la Democracia, convocante de la protesta, está formada por organizaciones de la sociedad civil, sindicatos y algunos políticos. La próxima semana realizarán diversos actos para sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de movilizarse por un cambio democrático en el país, según las fuentes.
Mustafá Buchachi, presidente de la Liga Argelina de Defensa de los Derechos Humanos (LADDH), una de las principales impulsoras de la CNDC, ya afirmó tras la movilización en la capital (el viernes) que ésta había sido "un éxito, pese a la represión policial" ya que había "conseguido romper el muro de silencio y de miedo" en el país.


Heridos y detenidos


Un diputado de la opositora Reunión por la Cultura y la Democracia (RCD) ha resultado herido grave durante las cargas policiales registradas este sábado en Argel en el marco de una nueva protesta contra el Gobierno, según han informado fuentes de su partido al periódico local 'El Watan'.
   El diputado, Tahar Besbes, sufre un traumatismo craneoencefálico después de caerse al suelo durante la carga policial y golpearse la cabeza contra el bordillo de la acera. El dirigente opositor ha sido trasladado al hospital Mustapha Bacha.
   Además, según informaciones de las agencias internacionales, las autoridades han detenido hoy al opositor Belaid Abrika, defensor de la causa de la minoría bereber.
   Las concentraciones de este sábado, convocadas por la Coordinación Nacional para el Cambio y la Democracia (CNCD) han vuelto a estar marcadas, al igual que las de la semana pasada, por la fuerte presencia policial reinante en las calles de Argel. Las fuerzas de seguridad se han congregado principalmente en torno a la plaza Primero de Mayo para impedir la marcha, prohibida por las autoridades tras alegar razones de seguridad.
   La Policía cargó contra alrededor de medio millar de personas que pretendían acceder a esta plaza y que finalmente se dispersaron en dos grupos. Durante la concentración, se escucharon reivindicaciones en favor de una Argelia "libre y democrática".
   Aunque las marchas cuentan con el respaldo de organizaciones de Derechos Humanos, sindicatos y un pequeño grupo opositor, las principales formaciones políticas han preferido no tomar parte en estas iniciativas, que recogen el testigo de protestas que se han extendido desde hace semanas en gran parte del mundo islámico.

El Gobierno argelino dice que Medgaz suministrará gas a España antes de abril

MADRID.- El ministro argelino de Exteriores, Murad Medelci, ha expresado su confianza en que el suministro de gas de su país a través del nuevo gasoducto Medgaz sea "posible de aquí a finales de marzo".

   Medelci ha realizado estas consideraciones durante una rueda de prensa conjunta con su colega española, Trinidad Jiménez, en el marco de su visita a Madrid, durante la cual se entrevistará también con el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y con el titular de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián.
   Sobre la compra del 100% de Cepsa por parte del fondo soberano de Abu Dhabi IPIC y los posibles efectos de la operación sobre el proyecto Medgaz, en el que la petrolera española tiene un 20%, el ministro ha indicado que esta circunstancia "no influye en el curso de las cosas", por lo que no tiene "ningún objeción" a este movimiento.
   Medelci ha subrayado que las relaciones energéticas con España no se reducen al suministro de gas y petróleo, y ha puesto en valor un proyecto bilateral para generar electricidad a partir del gas y la energía solar. Precisamente, ha señalado que la energía solar va adquiriendo cada vez más importancia.
   El gasoducto Medgaz, en el que se han invertido cerca de 1.000 millones, recorre una distancia de 200 kilómetros hasta España y, en su trayecto submarino, alcanza unas profundidades de más de dos kilómetros.
   Los principales socios del proyecto son, aparte de Cepsa, Sonatrach (36%), Iberdrola (20%), Endesa (12%) y  GDF Suez (12%). Estas participaciones confieren a cada uno de los socios derechos proporcionales sobre el volumen total de tránsito, de modo que Sonatrach podrá disponer de 2.880 millones de metros cúbicos de gas, frente a los 1.600 millones de Cepsa e Iberdrola, y los 960 millones de GDF Suez y Endesa.

La Unacc defiende que las cooperativas no tiene problemas de solvencia sino de dimensión

MADRID.- La Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc) subraya que el sector no presenta problemas de solvencia, sino de dimensión, que ya está abordando, pero valoró de forma positiva cualquer medida que contribuya a reforzar al sector financiero en su conjunto.

   La secretaria general de la Unacc, Marta de Castro, asegura que, a falta de conocer los detalles del texto, todas las medidas que favorezcan la consolidación y el fortalecimiento del sector financiero son bienvenidas.
   No obstante, la patronal de las cooperativas considera que va a ser un ejercicio "complejo" porque el sector tiene que consolidarse para ganar fuerza y tamaño a nivel nacional, si bien, recordó que las cooperativas "no tienen un problema de solvencia o morosidad, sino de dimensión, y que ya están poniendo las bases para un futuro más sólido, que les va a permitir ganar fortaleza competitiva".