sábado, 5 de octubre de 2013

La Diputación promociona la oferta de golf de la provincia en un 'Fam Trip' con profesionales británicos


ALMERÍA.- El Patronato Provincial de Turismo de Almería ha organizado un 'Fam Trip' en el que una docena de touroperadores británicos, acompañados por un representante de la Oficina Española de Turismo en Londres, conocerán de primera mano el potencial de la provincia en el ámbito del golf.

   Según un comunicado del Diputación, los touroperadores están especializados en el mundo del golf, por lo que su valoración "será fundamental para poder atraer a más turistas anglosajones hacia la provincia de Almería".
   Durante toda la visita, que se alargará hasta el próximo lunes, 'Costa de Almería' ha confeccionado una agenda de trabajo que permitirá conocer las características de los diferentes campos de golf que hay en la provincia.
   Un programa que dará la oportunidad de conocer 'in situ' la oferta de este segmento turístico en Almería, así como la versatilidad y las excelentes condiciones que ofrece la provincia a los potenciales turistas que practican este deporte.
   Con esta acción, el Patronato de Turismo continua promocionando el destino 'Costa de Almería' en el sector del turismo de golf. La gerente del Patronato, Natalia Díaz, ha explicado que el objetivo de este 'Fam Trip' es "mostrar tanto los diez campos de golf que alberga la provincia de Almería como la oferta que complementa nuestro destino para el turista de golf".
   En este sentido, Díaz ha destacado que "hay una amplia oferta deportiva, sol y playa, unas instalaciones preparadas para albergar eventos deportivos de primer nivel repartidas por toda la provincia, una naturaleza virgen prácticamente única en Europa o una oferta de interior de gran atractivo", a lo que ha añadido que "unas características que ponen de manifiesto la gran versatilidad de Almería como destino turístico para un segmento que busca servicios de todo tipo".

AENA no prevé bajar las tasas hasta dentro de seis o siete años

MADRID.- El presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), José Manuel Vargas, explicó que el gestor aeroportuario no tiene previsto bajar las tasas antes de 6 o 7 años, momento en que espera haber compensado el déficit tarifario de 250 millones que tiene actualmente.

   El objetivo es que, entorno al año 2010, "si se continúan con las política de control de costes y se recuperan los tráficos" se puedan asistir a bajadas en términos absolutos de tasas. No obstante, se mantendrá la política de subidas graduales en los próximos años, tal y como se pactó con las aerolíneas.
   En un encuentro informativo Vargas aclaró que eso no excluye que antes se aprueben bonificaciones a las tasas en función de determinados parámetros, que se sumarán a las ya existentes actualmente (nueva rutas, días valle, temporada baja).
   "Se trata de incentivos puntuales que se introducen en las tarifas para estimular la demanda en momentos concretos", apuntó Vargas, quien explicó que estas bonificaciones que tratarán de mejorar el tráfico conjunto de la red se definirán en el entorno de los nuevos comités de coordinación aeroportuaria.
   En su opinión las tarifas no mueven el tráfico aéreo sino que lo hace la demanda. A este respecto, defendió que en el caso de Barajas, las tarifas son más bajas que las de los principales aeropuertos de conexión europeos. Además añadió que el incremento ha sido idéntico al de Barcelona, donde el tráfico ha evolucionado mejor.
   Vargas considera que lo mejor para que las tarifas bajen es que las compañías mantengan una política eficiente de gasto y que sus inverisones sean más racionales.
   "Son tarifas competitivas que trazan la senda de recuperación del coste de infraestructuras a la que vez que son compatibles con la viabilidad de las compañías", defendió.
   El presidente de AENA realizó un repaso de los principales datos de los últimos dos años del operador aeroportuario en los que ha sufrido una importante reestructuración. Como ejemplos, destacó que la compañía ha incrementado en más de 600 millones su Ebitda (resultado bruto), que alcanzará los 1.500 millones en 2013.
   En la misma línea valoró que el beneficio será en 2013 de 308 millones, frente a los 215 millones de pérdidas en 2011. Además la deuda se ha reducido en unos 1.000 millones, situándose ahora en unos 12.000 millones.
   Según explicó, estas mejoras son el fruto de una reducción de los gastos, un incremento de los ingresos comerciales, el desarrollo internacional, la adecuación del marco tarifario y la racionalización de las inversiones que han pasado de unos 1.100 millones a unos 500 millones.
   "Lo lógico sería mantenerse en estos niveles de inversión en los próximos años teniendo en cuenta que las grandes inversiones en infraestructuras ya se encuentran hechas y que en algunos lugares hay sobrecapacidad que tendremos que regular", explicó Vargas.
   La aplicación de esta política rigurosa de austeridad entre los años 2011 y 2013 han permitido ahorrar 257 millones de euros al año. Además el desarrollo de los ingresos comerciales a través del concurso de adjudicación de las tiendas libres de impuestos permitirán unos ingresos mínimos garantizados de 2.100 millones en años.
   Por último, destacó que "el año 2013 será el último año de caída del tráfico aeroportuario en la red". Los datos de tráfico en toda la red de aeropuertos en septiembre han sido mejor de lo esperado, por lo que rebajó del 7,5% al 5% la previsión de caída de tráfico para el conjunto de 2013.  
   Respecto a la privatización de la compañía, Vargas destacó que la compañía presenta un perfil atractivo para los inversiones por su capacidad de reestructuración y por su gran potencial de desarrollo.
   Según explicó, la labor de la compañía no es determinar tiempo y formas, "esa es competencia del Gobierno" sino "preparar la compañía lo mejor posible para que si hay una decisión de entrada de capital privado esta se produzca".
    Preguntado por si debe privatizarse más o menos del 49% de la compañía, dijo que se debe aprobar "aquella estructura accionarial que permita a la compañía operar sin ninguna restricción en un mercado de competencia".
   Respecto a la internacionalización, la prioridad es la aportación de valor en la gestión frente a la participación financiera minoritaria. "AENA tiene vocación internacional definida en su capacidad de desarrollo y potencia financiera. Es el gigante aeroportuario de Europa", explicó el presidente.
   El gestor asegura que está involucrado con mucha atención en cualquier proceso de internacionalización que permita control de activos importantes, al tiempo que se encuentra abierto a desinversiones en participaciones minoritarias donde no haya posibilidad de control.