lunes, 2 de enero de 2012

García-Margallo ofrece a las CCAA sus infraestructuras en el exterior para ahorrar costes

VALENCIA.- El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ofrecerá a las comunidades autónomas las infraestructuras del Estado en el exterior para "evitar duplicidades", crear "sinergias", hacer las cosas "más sencillas" y ahorrar costes. Así, les propone "destacar funcionarios suyos a las embajadas, consulados o oficinas comerciales españolas que atiendan específicamente sus intereses".

   Así lo ha señalado tras asistir a la toma de posesión de los nuevos consellers, a preguntas de los periodistas acerca de cuál va a ser la relación del Ministerio con las comunidades autónomas y con las instituciones que tienen éstas en materia exterior.
   García-Margallo, que ha elegido Valencia para realizar su primera visita como ministro "porque un valenciano ministro debe ser un ministro valenciano" y, por tanto, ésta "tenía que ser al president de la Generalitat", ha señalado que esa es precisamente una de las cuestiones que abordarán en la reunión que celebrarán hoy mismo.
   En una época de restricciones presupuestarias como la actual, aboga por "evitar duplicidades y hacer más con menos" y, en su ámbito competencial, plantea "un doble movimiento" para optimizar costes valiéndose del servicio europeo de acción exterior que posee la Unión Europea tras el Tratado de Lisboa y de las posibles sinergias entre el Estado y las autonomías.
   Así, propone por un lado "destacar diplomáticos o agregados comerciales españoles en los sitios donde no se pueda pagar una embajada o un consulado para que atiendan los intereses españoles" y "de forma paralela, que las comunidades autónomas puedan destacar funcionarios suyos a las embajadas o a los consulados o oficinas comerciales españolas que atiendan específicamente sus intereses".
   "Es un doble movimiento: diplomáticos o agregados comerciales españoles en delegaciones de la Unión que están ahí para eso, para defender los intereses españoles, y destacar funcionarios de las comunidades autónomas a las embajadas o a las oficinas comerciales españolas", ha subrayado García-Margallo, quien ha recalcado que se trata únicamente de "un ofrecimiento".
   En este sentido, ha argumentado que "es perfectamente legal y perfectamente constitucional" que las autonomías establezcan oficinas en el exterior y "por tanto, las que quieran hacerlo lo van a poder seguir haciendo". 
"Esto es un acuerdo voluntario con el Ministerio de Asuntos Exteriores que lo tomarán si les conviene y no lo tomarán si no les conviene" y que, a su juicio, aceptarán si el Ministerio hace "bien" las cosas y atiende sus necesidades "mejor que lo harían ellos de forma independiente, evitando duplicidades y creando sinergias".
   "No es ninguna imposición ni ninguna exigencia, es un ofrecimiento de un Ministerio que debe estar al servicio de todos los ciudadanos y todas las comunidades autónomas, y cada comunidad hará lo que considere oportuno hacer", ha insistido el titular de Exteriores.
   Preguntado por si mantener una embajada sería una duplicidad, ha replicado: "El que la mantiene no soy yo, yo tengo que tener embajadas y oficinas diplomáticas porque la acción exterior es constitucionalmente del Gobierno central, pero si las comunidades quieren mantenerlo yo no puedo impedirlo, tendrán que explicar a sus ciudadanos por qué gastan más dinero en realizar una acción exterior de lo que gastarían si utilizasen los servicios de las embajadas y oficinas diplomáticas". "Eso es la autonomía", ha zanjado.
   En cuanto a las acciones que emprenderá el Ejecutivo estatal para evitar esas duplicidades, García-Margallo ha dicho: "Ofrecer eso y hacerlo 'pistonudamente' para que a las comunidades autónomas les parezca bien utilizar nuestros servicios, eso es lo que va a hacer".
   El nuevo titular de Asuntos Exteriores pretende que su departamento "siga defendiendo la imagen de España" al tiempo que desarrolla una tarea de "diplomacia económica que favorezca enormemente la labor de nuestras empresas, especialmente las más pequeñas", y "una diplomacia al servicio de los ciudadanos".
   Así, ha indicado que si bien "es tarea del Gobierno que ningún español tenga que irse fuera porque no tenga trabajo", se trata de que el que quiera hacerlo, "no se vaya con un billete 'low cost' a un aeropuerto que no conoce, sino que se le preste desde aquí y desde allí la información necesaria para poner en marcha su idea, emprender su nueva empresa o simplemente encontrar un trabajo razonable". "Es darle la vuelta al concepto de la diplomacia: diplomacia económica, cultural y al servicio de los ciudadanos", ha concluido.

La venta de coches cae un 29,8% en Almería y un 28,8% en Andalucía en 2011

SEVILLA.- La venta de automóviles en Andalucía durante el año 2011 se sitúa en 91.381 unidades, un 28,8 por ciento menos que el año anterior; siendo uno de los mayores descensos que se han registrado a nivel nacional, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam). 

   Así, en un comunicado, Ganvam ha indicado que en la Comunidad andaluza se ha concentrado el 11,3 por ciento de todas las ventas registradas a nivel nacional, donde la disminución global ha alcanzado el 17,7 por ciento, situándose en niveles próximos a los de 1993.
   Asimismo, la caída de matriculaciones en Andalucía en el último mes del año ha sido menor que en el conjunto de 2011 puesto que, con 7.469 unidades vendidas, el descenso ha sido del 15,2 por ciento.
   Por provincias, Jaén ha sido la que ha protagonizado una mayor bajada en el número de ventas de turismos y todoterrenos, con una caída del 36,3 por ciento. De este modo, en la provincia jiennense se realizaron 4.995 matriculaciones en 2011, el número más bajo de toda la región andaluza.
   Por contra, la provincia en la que menos ha disminuido la venta de vehículos ha sido Málaga, en la que se han distribuido al consumidor un 21,4 por ciento menos de coches que en 2010. Además, ha sido ésta una de las circunscripciones en la que más volumen total de ventas se ha registrado, 21.296; superado únicamente por Sevilla, donde aunque las ventas han sufrido un importante descenso (30,4 por ciento), se sigue manteniendo el liderazgo con 21.726 vehículos vendidos.
   En lo que respecta al resto de provincias, las matriculaciones en Almería registraron una caída del 29,8 por ciento, hasta situarse en las 6.973 unidades vendidas al cierre del año. Este descenso de las compras de vehículos en Almería el pasado año se debió, principalmente, a la caída de las ventas de todoterrenos, que cayeron un nueve por ciento, con 90 unidades vendidas. A su vez, las adquisiciones de turismos también cayeron un 4,2 por ciento, sumando 476 matriculaciones en 2011.
   A su vez, en Cádiz se vendieron en este pasado año 14.625 vehículos, un 28 por ciento menos que el año anterior. En este caso fue debido a la caída de un 11,8 por ciento en ventas de los turismos, de los que se vendieron 1.000 unidades en 2011. Las adquisiciones de todoterrenos también cayeron un 2,9 por ciento, hasta las 234 unidades.
   Córdoba ha registrado uno de los mayores descensos de la comunidad, un 33 por ciento, vendiéndose durante el pasado año 7.600 vehículos. Este descenso de las compras se debió en gran parte a la caída de las ventas de turismos, que disminuyeron un 21,4 por ciento (518 unidades vendidas). Las adquisiciones de todoterrenos también cayeron un 7,3 por ciento, con 101 matriculaciones registradas hasta diciembre.
   Las ventas en Granada durante 2011 han sido un 31,8 por ciento menores que el año anterior, alcanzándose los 9.107 unidades vendidas. El descenso fue más acentuado en las ventas de todoterrenos, que disminuyeron un 20,4 por ciento hasta las 121 unidades vendidas. Por su parte, las adquisiciones de turismos cayeron un 0,7 por ciento, hasta las 695 matriculaciones al cierre del 2011.
   En Huelva, las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron un descenso del 30,8 por ciento, hasta situarse en los 5.059 vehículos vendidos. Fueron los turismos los vehículos que más compras han perdido, un 33,4 menos hasta situarse en 4.218 unidades vendidas. A su vez, las adquisiciones de todoterrenos también cayeron un 13,7 por ciento, situándose en las 841 matriculaciones al cierre del año.
   Jaén, la provincia más perjudicada en ventas de Andalucía con una caída del 36,3 por ciento y 4.995 matriculaciones, registró también la mayor caída en la compra de todoterrenos. Así, solo se vendieron 71 unidades en todo el año, un 40,8 por ciento menos que en 2010. Además, se compraron un 17,9 por ciento menos de turismos, hasta las 380 unidades.  
   En el caso de Málaga, con 21.296 vehículos vendidos y una caída del 21,4 por ciento; se vendieron un 17,5 por ciento menos de turismos, un total de 1.289 unidades vendidas. Por su parte, las adquisiciones de todoterrenos crecieron un 1,5 por ciento, la única provincia que registra valores positivos en este aspecto, hasta contabilizar 268 matriculaciones en el año 2011.
   Por último, en Sevilla se vendieron en 2011 un total de 21.726 vehículos, un 30,4 por ciento menos que el año anterior. Este descenso de las compras de vehículos se debió, principalmente, a la caída de las ventas de todoterrenos, que disminuyeron un 32,2 por ciento, hasta las 252 unidades vendidas. Asimismo, las adquisiciones de turismos cayeron un 17,6 por ciento, hasta contabilizar 1.546 matriculaciones al cierre del año.
   El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, ha calificado el pasado ejercicio 2011 como "un año para olvidar que marcará un triste hito para la automoción en nuestro país, al igual que ocurrió en 1993", aunque aseguró que "como entonces, el sector cuenta con potencial suficiente para recuperarse y seguir adelante".
   Sánchez Torres, que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas, ha señalado que las poco más de 800.000 unidades matriculadas en 2011 --un 50 por ciento menos que antes de la crisis-- son el mejor resumen del año, ya que "muestran cómo la falta de crisis de confianza y la restricción crediticia continúan lastrando el mercado, principalmente el canal de particulares que retrocedió cerca de un 34 por ciento".
   Esta caída fue mayor de lo esperado, especialmente durante el segundo semestre del año --a pesar de las elevadas promociones que llegaron incluso a alcanzar los 4.000 euros de media-- y se extendió incluso a un mes tradicionalmente bueno en ventas como es diciembre por los objetivos que intentan alcanzar los concesionarios para conseguir los rápeles al cierre del año.
   No obstante, el responsable de Ganvam recordó que la automoción es un "sector corcho" muy dependiente del clima económico, por lo que esta tendencia bajista "no se debe tanto a problemas internos de esta industria, que ha sabido hacer sus deberes redimensionando su estructura de ventas, sino a la recesión en la que entraremos en el primer trimestre del año".

El 83% de los desempleados españoles espera que el mercado laboral mejore en 2012

MADRID.- El 83% de los desempleados españoles tiene la esperanza de que el mercado de trabajo mejore en 2012, según una encuesta realizada por la empresa de trabajo temporal Manpower.

   El estudio revela que las mujeres "son más optimistas" que los hombres, pues el porcentaje de ellas que espera que su situación laboral mejore en 2012 es del 84%, frente al 81% de los varones.
   Mapower señala que por grupos de edad no se advierten muchas diferencias, si bien, indica que los jóvenes de entre 16 y 24 años son "ligeramente más pesimistas", pues un 81% de este colectivo confía en que el mercado laboral mejorará, mientras que en el grupo de 25 a 34 años el porcentaje asciende al 82%, en el de 35 a 44 al 85%, y en el de 45 a 65 al 84%.
   Las comunidades autónomas en las que los parados tienen más expectativas puestas en el nuevo año son País Vasco y Castilla La Mancha, con un 87% cada una, seguidas de Madrid, con un 86%. En el extremo opuesto se sitúan Castilla y León y Galicia, con un 69% y un 75%, respectivamente.
   Otro aspecto que destaca la encuesta es el tiempo que los desempleados llevan sin cotizar a la Seguridad Social, y la mayoría (el 52%) acumula seis meses o menos sin trabajo. Los que llevan sin cotizar entre seis meses y un año son el 18%, los que llevan más de un año representan el 14% y los que llevan más de dos suponen el 5%.

El 78% de los españoles cree que el empleo no mejorará en 2012

MADRID.- El 78% de los españoles cree que el empleo no mejorará en 2012, un 8% más que el año pasado, por lo que las perspectivas son más pesimistas que en el inicio de 2011, según un estudio elaborado por Randstad.

   En concreto, el informe señala que el 54% de los españoles considera que la situación laboral en España empeorará a lo largo de 2012, mientras que un 24% considera que se mantendrá igual, y un 22% afirma que mejorará y supondrá un punto de inflexión en la actual situación económica.
   Por sexos, el sondeo muestra visiones similares, ya que aunque la sensación está más generalizada entre las mujeres (51%) que entre los hombres (48%), los porcentajes son muy similares.
   Asimismo, por edades, los españoles de entre 31 años y 44 años que ya han superado la etapa del primer empleo y desean encontrar estabilidad laboral, son los menos esperanzados, pues un 555 de ellos cree que la situación no mejorará en 2012.
   Por su parte, los jóvenes de entre 18 años y 30 años, junto con los mayores de 45 años tampoco tienen mucha esperanza de que la situación cambie, puesto que un 30% y un 15%, respectivamente, creen que el empleo no repuntará este año.
   No obstante, las mayores diferencias del estudio se encuentran al comparar la opinión de las personas en activo con la de los desempleados. Así, el 54% de los parados no se muestra optimista, frente al 46% de los ciudadanos con trabajo.
   En cuanto a la formación, son los universitarios, con un 28%, los más negativos, seguidos por las personas con estudios básicos (26%), los que tienen Formación Profesional (21%) y los que han cursado Bachillerato (17%). Por el contrario, los trabajadores sin formación son los menos preocupados (8%).

Arenas: "Valcárcel y yo nunca podremos aceptar que el agua que se tira al mar no la podamos aprovechar"

ALMERÍA.- El presidente del PP-A, Javier Arenas, y el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, han señalado este lunes que la política de agua "siempre será una prioridad" para ambos, de forma que el líder andaluz ha manifestado que "Valcárcel y yo lo que nunca podremos aceptar es que el agua que se tira al mar no la podamos aprovechar en Murcia, Andalucía o la Comunidad Valenciana". 

   Preguntados en rueda de prensa por si tienen intención de recuperar el Plan Hidrológico Nacional, ambos dirigentes han coincidido en que la prioridad del Gobierno central pasa por enfrentar la crisis económica, si bien ha señalado la importancia de desarrollar políticas de agua que ya figuraban en el programa electoral del PP y que son un "compromiso" del partido.
   Así, Valcárcel ha señalado que hay "muchísima gente" interesada en "arreglar cuanto antes el problema del déficit" hídrico que sufre la Cuenca del Segura y que afecta, según ha explicado, tanto a la Región de Murcia, como a Alicante y Almería. Así, ha señalado que de 110.000 hectómetros cúbicos que agua que discurren por los ríos españoles, se consumen sólo 21.000.
   "No pasa nada porque pongamos 1.000 hectómetros cúbicos en valor, que no se va a ir al mar", ha expresado el presidente murciano, quien ve un buen uso de esa agua en la repercusión que posteriormente la agricultura de regadío tiene en el PIB nacional. En esta línea, Arenas también ha recordado que la "solidaridad" es un "elemento clave" en la política de agua.
   Valcárcel, quien también ha apuntado a "otras muchas posibilidades para poder conjugar los derechos del agua" además del trasvase, ha manifestado pese a todo que durante la legislatura se abordará esta cuestión, pero que "hoy toca lo que toca" en relación a las primeras medidas gubernamentales destinadas a la economía.

Arenas y Valcárcel abogan por elevar la agricultura a una "cuestión de Estado" para dar respuesta a la crisis

ALMERÍA.- El presidente del PP-A, Javier Arenas, y el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, han coincidido este lunes en la necesidad de elevar la agricultura a una "cuestión de Estado", ya que se trata de uno de los sectores que actúa como "motor de crecimiento del empleo" y que "está dando la mejor respuesta a la peor situación de crisis en España". 

   Tras mantener una reunión con representantes de Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores (Fepex), en donde han mostrado su rechazo al acuerdo de asociación hortofrutícola UE-Marruecos, ambos dirigentes han trasladado su posición en cuanto al papel que debe desempeñar la agricultura y cómo ha de abordarse en el marco comunitario.
   Así, Arenas ha indicado que el tratado de asociación es "desequilibrado", ya que "no se dota de los controles suficientes para conseguir el cumplimiento de sus cláusulas". De esta manera, ha manifestado que se mantendrán contactos con los europarlamentarios para expresar la posición que existe frente a este acuerdo con el fin de que no sea ratificado.
   El líder del PP-A ha abogado por una competencia que parta de un "marco de igualdad", y ha anunciado que defenderá "con uñas y dientes" la agricultura andaluza, la cual ya ha colocado como una de sus prioridades en caso de que llegue a presidir la Junta de Andalucía, sentido en el que ha anunciado además que visitará de forma trimestral Bruselas para defender el sector.
   Por su parte, el presidente del Gobierno murciano ha ahondado en la intención 'popular' de recabar apoyos en la Unión Europea para "despejar incógnitas y evitar que el acuerdo con Marruecos prospere en los términos que plantea" dado que conllevaría un "daño irreparable" a los intereses de la Comunidad.
   "No podemos permitir que la agricultura española se vaya al traste por una decisión política equivocada", ha manifestado el jefe del Ejecutivo regional, quien ha recordado la proximidad de la reunión para la ratificación de dicho acuerdo. No obstante, ambos han defendido la existencia de un acuerdo, si bien se han mostrado contrarios a los términos de la propuesta a ratificar, al conllevar "desventajas" para los productores españoles.
   Arenas, quien ha vuelto a ofrecer una "gran pacto andaluz" en materia de agricultura, ha afirmado que se apoyarán las medidas que impulse el nuevo ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y ha manifestado que próximamente mantendrá una reunión con el sector hortofrutícola para abordar este y otros asuntos.

Robles (FEMP) augura un 2012 "negro" y "muy difícil" para los ayuntamientos

MADRID.- El vicepresidente de la Comisión de Haciendas y Financiación Local de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, ha augurado un recién estrenado año 2012 "negro" y "muy difícil" para los ayuntamientos. 

   Robles ha afirmado que esta especial dificultad viene determinada por la reducción del nivel de ingresos de las administraciones locales y del problema añadido que supone el hecho de que "los ayuntamientos están teniendo que hacer un esfuerzo suplementario para la cohesión social en este país".
   Además, ha señalado que "la situación financiera está repercutiendo en los ayuntamientos de forma negativa" y generando una "tensión de tesorería muy grande" a este tipo de instituciones.
   "A esto hay que unirle que, en cuanto al fondo de cooperación nacional, hay que devolver la liquidación de los años 2008 y 2009 porque se computó mal y se dio más dinero al caer la recaudación del IVA a través de los impuestos especiales. Hay que devolverlo en cinco años y estamos pidiendo que sea en 10", ha explicado.
   De ahí que haya insistido en que va a ser un "año dificilísimo para los ayuntamientos, más que 2011", si no se resuelve la Ley de Financiación Local y si se sigue sin discutir, en el caso de Madrid, el Pacto Local.
   "Hay que retomar los dineros que las comunidades autónomas dan a los ayuntamientos a través de los convenios. Hay que intentar modificar la fórmula del reparto, no sólo teniendo en cuenta los habitantes sino también otros baremos añadidos como el desempleo, la renta per cápita, el esfuerzo educativo o la inmigración", ha concluido.