jueves, 5 de noviembre de 2009

Las fusiones entre cajas de ahorro podrían reducir el número de oficinas en un 40%

MADRID.- Las fusiones entre cajas de ahorros en el marco de la reestructuración del sistema financiero español podrían suponer una reducción en el volumen de sucursales de hasta un 40%, según un informe elaborado por Everis.

La consultora considera que "un número importante de cajas de ahorro españolas deben ajustar su número de sucursales y adaptar su modelo comercial a las exigencias del mercado.

A su parecer, este reajuste no tiene por qué afectar a la presencia geográfica ni a las operaciones de la red de oficinas y puede traducirse en ganancias en eficiencia.

Kutxa y Caixa Catalunya son algunas de las entidades financieras más eficientes en España, mientras que Sa Nostra e IberCaja son algunas de las que podrían mejorar su eficiencia en relación a su red de oficinas.

En este sentido, la consultora especializada en estrategia, negocio y aplicación de tecnologías apuesta por una estrategia de multicanal "más agresiva, siempre que se mantenga la calidad del servicio al cliente".

Según la socia de Everis Business Consulting, Esther Garcés, "el elevado coste por transacción del canal oficina y el menor coste que ofrecen otros, como Internet o la banca telefónica, supone una oportunidad clara para las entidades financieras de hacer más eficientes sus operaciones".

Se desploma el tráfico de mercancía en el puerto de Almería (- 25,8%)

MADRID.- El tráfico de mercancías en el Puerto de Almería cayó un 25,8% en los nueve primeros meses del año en comparación con igual periodo de 2008. Esta cifra es notablemente superior al descenso registrado en el conjunto de los puertos españoles, con una caída del 15,5%, hasta situarse en 306,12 millones de toneladas, como consecuencia de la crisis económica, según datos de Puertos del Estado.

En la evolución mensual, el tránsito de mercancías por los puertos españoles registró en septiembre un descenso menor, del 9,8% en relación al mismo mes de 2008 y del 2,3% en comparación con agosto de este ejercicio.

Puertos del Estado destacó así la "atenuación" que en los últimos meses registran los descensos del volumen de mercancías portuarias, desde las caídas de más del 20% de comienzos de año, según indicaron fuentes del ente público, que prevén que a cierre de ejercicio la reducción se sitúe en el entorno medio del 12%.

En cuanto al acumulado hasta cierre de septiembre, todos los tipos de mercancías contabilizaron descensos, salvo el tránsito de pesca fresca, que creció un 12,19% hasta sumar 183.702 toneladas.

Del lado de las caídas, destaca la del 14,68% registrada por el tránsito de mercancía en contenedores, que entre enero y septiembre sumó 94,50 millones de toneladas.

El tráfico de graneles sólidos descendió un 27,65%, hasta 57,40 millones de euros, y el de graneles líquidos se redujo un 7,53% (108,05 millones de toneladas).

Todos los puertos registraron descensos en el volumen de mercancías gestionadas, entre los que sobresalen el de Málaga, con una caída del 58,4% hasta septiembre, además de los de Pasajes (-34,86%), Gijón (-31,4%), Vigo (-26,5%) y Almería (-25,8%).

No obstante, grandes puertos como los de Valencia, Algeciras, Bilbao y Barcelona resistieron mejor a los descensos, ya que en los nueve primeros meses se anotaron descensos de tránsito de mercancías del 5,6%, del 7,8%, del 19,6% y del 20,6%, respectivamente.

Tráfico de cruceros

En tránsito de cruceros también se hundió el puerto de Almería con un - 38,8% hasta septiembre respecto al mismo período del año 2008.

Los puertos públicos españoles registraron el tránsito de 4,28 millones de viajeros de cruceros entre enero y septiembre, lo que supone un ligero aumento del 0,9% en comparación con el mismo periodo de 2008, informó también Puertos del Estado.

Los cruceristas representaron así el 20% del total de 20,60 millones de viajeros que pasaron por la red de puertos públicos hasta septiembre, un 6,2% menos en comparación con un año antes.

Entre enero y septiembre atracaron en los puertos un total de 86.483 buques, lo que implica una reducción del 8,3% respecto al mismo periodo de 2008. De ellos, 2.367 constituyeron barcos de cruceros, un 7,32% menos.

Los datos del tráfico de pasajeros de cruceros diferenciados por puertos revelan la heterogeneidad de este mercado, dado que el número de viajeros creció en casi la mitad de los puertos donde se presta este servicio.

Así, entre los puertos donde más se elevó el tráfico de pasajeros de crucero destaca el de Huelva (+161,1%), Cartagena (+151%), Ferrol (+114,9%) y Granada-Motril (+56,1%).

En el lado de los descensos, sobresalen los del puerto de Gijón (-42,2%), Almería (-38,8%) y Vilagarcía (-28,6%).

El MARM adjudica la tercera fase de la obra de modernización de regadíos en Níjar por 11 millones

ALMERÍA.- El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), a través del Consejo de Administración de SEIASA del Sur y Este, ha adjudicado el contrato de ejecución de obra de la tercera fase del proyecto de modernización de los regadíos de la Comunidad de Usuarios Comarca de Níjar a la empresa Marcor Ebro SA por un importe de 11 millones de euros.

La iniciativa, según informó el MARM en una nota, tiene por objeto principal la mejora de la red de riego existente mediante la ejecución de una red de tuberías a presión y la instalación de tres grupos de presión capaces de servir el agua procedente de la desaladora de Carboneras hasta las balsas de las explotaciones agrícolas.

En estas, se implantarán sistemas de control para garantizar el control de los consumos y dotaciones de cada una de estas parcelas.

La mejora de los regadíos en el Campo de Níjar contribuirá positivamente al incremento de las producciones agrarias.

La inclusión de hortícolas con periodos cortos de ocupación permite el establecimiento de segundas cosechas, con lo cual la superficie total ocupada por cultivos supera en un 42 por ciento a la superficie real disponible, lo que conlleva la creación de empleo directo e inducido y, por ende, el crecimiento de la población rural.

Por otra parte, según destaca el Ministerio, la utilización del agua procedente de la desaladora de Carboneras reducirá en un 24,5 por ciento las extracciones del acuífero, lo que contribuirá a mejorar su evolución.

La modernización de los sistemas de distribución, unido a la gestión eficaz y eficiente del agua permitirá el ahorro de más del 30 por ciento de agua utilizada.

Las actuaciones previstas beneficiarán a 1.800 comuneros y afectarán a un total de 9.000 hectáreas de terreno agrícola en los términos municipales de Níjar, Almería y Lucainena de las Torres.

La tercera fase de las obras de modernización de los regadíos de la Comunidad de Usuarios de Campo de Níjar complementa las actuaciones ya ejecutadas por el MARM a través de SEIASA del Sur y Este, que supone una inversión global de 68.950.153 euros.

Muere a los 83 años Francisco Capulino 'Capuleto', uno de los exponentes del movimiento artístico indaliano

ALMERÍA.- El pintor almeriense Francisco Capulino 'Capuleto', uno de los exponentes e impulsores del movimiento artístico indaliano en España, murió hoy a los 83 años de edad en su domicilio familiar de la capital, según informaron fuentes de su entorno, que indicaron que la misa funeraria tendrá lugar mañana en la iglesia de San Sebastián de la capital a las 12,00 horas.

Según reseñó la especialista en arte indaliano María Dolores Durán Díaz, 'Capuleto' estudió en la Escuela de Bellas Artes de Almería y formó parte de los jóvenes pintores que siguieron la llamada de Jesús de Perceval, fundador del movimiento indaliano en el que se integró.

Así, el artista participó en la exposición indaliana en el Museo de Arte Moderno de Madrid en 1947 y en el VI Salón de los Once de 1948, "la gran consagración indaliana", según la experta. Así, en 1950 marchó becado a Roma y posteriormente vive durante una década en Venezuela, tras lo que regresa a Almería en 1965 donde construyó y dirigió el Hotel Indálico.

Según narró Durán Díaz, se trata del pintor indaliano con menor producción artística en exposiciones aunque "su pintura siempre ha estado muy bien valorada por la crítica". Sus principales obras pertenecen a la década de 1950 "en la que se refleja siempre un tormento que no deja atónito al espectador".

De esta forma, según señala, "su pintura no pretende transmitir sino su propio criterio, su visión desgarrada de la sociedad, no cediendo a ningún tipo de presión mediática o comercial". La experta explicó que el artista "no buscaba en la pintura el bienestar económico sino volcar sus inquietudes en la tela con manchas de color que parecían transmitir su angustia vital".

Entre sus primeras obras, datadas en la década de los años 40, destacan figuras muy estilizadas, de pinceladas angelicales en los colores y en las formas, muy al estilo de Modigliani, que le valieron el entusiasta apoyo de los críticos de la época, que lo consideraron el joven indaliano "más aventajado".

Sin embargo, esa pintura, "casi sin solución de continuidad" dio paso a una segunda etapa a mediados de los años 50 donde las sensaciones predominan a las formas y la línea pierde contornos.

"Su temática se vuelve irreal, enmarcando objetos caseros, o cotidianos en una irrealidad descarnada y cruda: corderos degollados, cráneos enfrentados al espectador y animales abiertos en canal, entre otras figuras", destacó.

Durán Díaz opina que se trata de una pintura poco comprendida por el 'almeriense-usuario' de las exposiciones comerciales, alejado de las formas pictóricas del resto de los indalianos. Así, dejó atrás la dulzura visual, los colores cálidos, la temática amable, para expresarse con su propio universo, para sentirse libre, para comunicarse individualmente con cada uno de los espectadores de su obra, para transmitir sus sensaciones de solitario a solitario.

"Renunció a exponer, que no a pintar, quizás para pintar sólo y exclusivamente para él", apostilló.

Cantón (PAL) dice que el cese de Enciso como alcalde "es una cuestión personal" y que deben "decidir con él"

ALMERÍA.- La portavoz del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de El Ejido (Almería), Adela Cantón (PAL), aseguró hoy que el cese del alcalde, Juan Enciso, encarcelado desde hace 16 días por su implicación en la presunta trama de corrupción empresarial destapada por la operación 'Poniente', "es una cuestión personal" que atañe al propio regidor, por lo que los ediles en el equipo de gobierno "esperan a que dé explicaciones" para adoptar una decisión "conjunta con él" sobre su continuidad en el cargo.

En rueda de prensa para dar cuenta de los asuntos más importantes aprobados en la junta de gobierno local, Cantón argumentó que los 14 concejales del PAL "aún no hemos tenido la oportunidad" de comunicar con Enciso tras su detención el pasado día 20, al tiempo que señaló que han optado por "esperar" ya que la inhabilitación para cargo público "sólo viene dada en sentencia judicial".

Aludió, en esta línea, a precedentes similares con regidores "de otras fuerzas políticas" que, según remarcó, "han seguido ejerciendo aún estando imputados o en prisión" y reiteró que la renuncia del primer edil ejidense y presidente del partido municipalista a sus funciones es "estrictamente una cuestión personal" a la espera --matizó-- "de que se alce el secreto de sumario" decretado por la juez instructora, Montserrat Peña.

Cantón anunció, asimismo, que el Consistorio está formulando las bases para la provisión "en el próximo año" de la plaza de interventor municipal que durante años ocupó otro de los implicados en la trama en prisión, José Alemán, quien no pertenece al cuerpo estatal de funcionarios habilitados mediante oposición para ejercer estas funciones.

Rumí firmará el martes un convenio con la UAL para crear el primer centro nacional permanente de migraciones

ALMERÍA.- La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, avanzó hoy que el próximo martes firmará un convenio con el rector de la Universidad de Almería (UAL), Pedro Molina, para crear un centro permanente de Investigación de Migraciones, el primero de estas características que se pone en marcha en España.

En declaraciones a los periodistas en Almería y tras mantener una reunión con el rector de la institución académica, Rumí hizo referencia a este centro, cuya creación ya anunció durante el último Congreso de Inmigración 'Las migraciones en el mundo', que también acogió el campus almeriense de 'La Cañada' en abril del pasado año.

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración subrayó en su anuncio la "importante y magnífica" iniciativa y enfatizó el apoyo "coincidente" de UAL, Junta de Andalucía y Gobierno central para "respaldar con entusiasmo e ilusión" el proyecto que pretende poner a la almeriense a "la vanguardia" del estudio de la inmigración y la emigración.

En este sentido, Molina señaló que el objetivo es el de convertir el campus "en un lugar de acogida y puesta en común" de investigadores, de los que alrededor de 40 ya analizan el fenómeno de las migraciones "desde su impacto económico hasta la diversidad cultural, pasando por la integración social".

Unicaja pedirá a CajaSur que se culmine el plan de actuación presentado al Banco de España antes de la fusión

MÁLAGA.- Los responsables de Unicaja pedirán a sus homólogos de CajaSur información para que se pueda culminar el plan de actuación presentado por la caja cordobesa al Banco de España antes del anuncio de fusión de ambas entidades, según informaron fuentes financieras.

Dichas fuentes indicaron que esta petición de información sobre cómo va la marcha del citado plan se demandará y se pondrá sobre la mesa en reuniones "a alto nivel" que tendrán lugar la próxima semana, posiblemente el lunes, para perfilar y concretar el documento del proyecto de fusión de ambas entidades, tras las modificaciones legislativas de la Ley de Cajas de Ahorros de Andalucía.

En dicho encuentro se demandará información y explicaciones sobre "cómo van el cumplimiento y la marcha de ese plan", y se pedirá información sobre si éste se sigue llevando a cabo, ya que "no tiene sentido que se paralicen las medidas previstas por una caja, en este caso CajaSur, para reorganizar y hacer la entidad más viable".

"La cuestión se centrará en ver cómo se van ejecutando los planes que cada caja decidió acometer antes de la fusión", añadieron las fuentes, que precisaron que cada entidad "tiene autonomía para actuar en ese sentido, aunque se debe ir viendo las actuaciones y aclarando cómo se va ejecutando esas medidas y como va la marcha de las mismas para ver cómo se va encajando en la futura fusión".

El plan de actuación presentado por CajaSur al Banco de España estaba previsto para su desarrollo en el caso de que la entidad no iniciase proceso de fusión con otra entidad. Éste sería de aplicación a lo largo de dos años e implicaba la integración de 54 oficinas en otras sucursales.

Por otro lado, las reuniones que tendrán lugar previsiblemente la próxima semana suponen retomar la negociación a alto nivel tras las modificaciones legislativas producidas, de forma que en estos encuentros se deben "marcar las líneas de negociación" de cara a elaborar la documentación necesaria y redactar del proyecto de fusión que deberá ser aprobado por los consejos de administración de ambas entidades.

Agregaron que en esta documentación se deberá incluir todos los apartados que han sido objeto de modificación y análisis en la modificación de la Ley de Cajas, como los estatutos, la composición y representación de los órganos de gobierno, los reglamentos o los plazos para la operación.

Clara Aguilera visitará en Holanda invernaderos para conocer otros modelos productivos y energéticos

ALMERÍA.- La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, realiza mañana una visita a Holanda para conocer otros modelos productivos y energéticos que se están desarrollando en invernaderos como la cogeneración, un sistema eficiente de generación de energía eléctrica y calor que optimiza el uso del combustible.

Según indicó la Junta en una nota, para conocer con mayor detalle este sistema, la consejera, que hoy se encuentra en Bruselas, visitará invernaderos dedicados a la producción de tomate y de energía eléctrica del grupo de productores Prominent. Las instalaciones están ubicadas en una zona conocida como 'Westland', situada entre Rotterdam y La Haya.

Al término de la visita, Clara Aguilera, se reunirá con representantes de la empresa De Kabel, una de las 22 que integran el Grupo Prominent, y visitará uno de sus invernaderos de 9,9 hectáreas y que está ubicado en De Lier.

Por último y para concluir su agenda de trabajo en Holanda, la titular de la Consejería de Agricultura, se desplazará a La Haya donde mantendrá un encuentro con el embajador de España en Holanda, Juan Prat y Coll.

CCOO-A y UGT-A ayudan a sindicatos marroquíes en el primer proceso de concertación social que habrá en el reino alauita

SEVILLA.- Los sindicatos CCOO-A y UGT-A ayudarán y acompañarán a los sindicatos marroquíes en el primer proceso de concertación social que se llevará a cabo en Marruecos a través de la realización de encuentros y jornadas que garanticen un espacio de análisis y reflexión conjuntos y donde se den cita los agentes económicos y sociales andaluces y marroquíes.

Según indicó CCOO-A en una nota, las centrales andaluzas, junto con la Consejería de Economía y Hacienda, darán continuidad al proceso de cooperación intersindical iniciado con el programa Interreg con este nuevo proyecto presentado en la primera convocatoria del Programa de Cooperación España Fronteras Exteriores 2008 (Poctefex).

Su ejecución está prevista entre el 1 de enero de 2010 y el 30 de junio de 2011 y contará con la colaboración de las organizaciones marroquíes Condeferación Democrática del Trabajo (CDT), Unión General de Trabajadores (UGT) y Federación Democrática del Trabajo (FDT).

Con este proyecto los sindicatos andaluces pretenden "contribuir a la cooperación transfronteriza entre Andalucía y Marruecos en materia sindical, laboral, social y económica favoreciendo la armonización y el progreso de las condiciones sociales y laborales de los trabajadores de las dos zonas e impulsando un espacio de encuentro que fomente el diálogo y la concertación social".

Entre las actividades que se desarrollarán se encuentran la creación de servicios de atención jurídica en las sedes de las centrales marroquíes como medida para fortalecer sus estructuras sindicales y proporcionar a los trabajadores el asesoramiento necesario sobre sus derechos sociales y laborales.

Asimismo las organizaciones andaluzas realizarán cursos de formación sindical para facilitar su participación de los cuadros marroquíes en el desarrollo socioeconómico de su país. Se potenciará además la participación de mujeres y jóvenes para mejorar su cualificación y facilitar su integración en la realidad sociolaboral marroquí.

CCOO, UGT y la Junta de Andalucía potenciarán la realización de un estudio comparativo entre la legislación laboral de Andalucía y Marruecos y se desarrollará una página web como plataforma de difusión del desarrollo y resultados del proyecto que estará abierta a la participación de los agentes potenciadores de la cooperación y a la sociedad en general.

'CajaSur' recuerda a 'Unicaja' que su fusión requiere un Plan de Negocio Integrado y que sólo plantea prejubilaciones

CÓRDOBA.- CajaSur aclaró hoy a Unicaja, con la que suscribió el pasado julio un protocolo de fusión, que dicho proceso requiere el desarrollo de un Plan de Negocio Integrado de ambas cajas, dejando claro que, "en cualquier caso, en materia de personal, CajaSur siempre se ha planteado prejubilaciones y ninguna vía traumática, tal y como recoge el protocolo de fusión".

Según dijeron hoy fuentes de la caja cordobesa, esta es la postura que siempre ha mantenido CajaSur, antes incluso de plantearse entrar en ningún proceso de fusión con otras cajas, y será la posición que seguirá defendiendo en el proceso de fusión con Unicaja y Caja de Jaén.

En este contexto su prioridad es "el desarrollo del Plan de Negocio Integrado, sobre el que ya trabaja una consultoría externa, contratada por Unicaja, a la que CajaSur ha aportado la documentación necesaria", y sobre cuya labor, "hoy por hoy no se conoce nada en CajaSur".

A este respecto, en la cúpula de la entidad cordobesa se tiene claro que el proceso de fusión en el que están inmersas la caja malagueña y CajaSur "requiere la coordinación de ambas entidades, a pesar de la autonomía que las dos cajas tienen en este proceso", que, según se insistió desde la caja cordobesa, debe regirse "por el protocolo de fusión aprobado el pasado julio".

En cuanto al Plan de Negocio propio de CajaSur, que desde Unicaja se le requiere que aplique como paso previo a la fusión, desde la entidad cordobesa se subrayó el hecho de que dicho plan lo presentó ante el Banco de España el pasado mayo, "desde la perspectiva de conseguir la viabilidad en solitario", es decir, su aplicación completa, que requeriría dos años, partía de la base de que CajaSur no se fusionaría con ninguna otra entidad.

En consecuencia, dicho plan "individual" de CajaSur, con el que se buscaba incrementar el nivel de solvencia y reducir el grado de morosidad de la caja, no puede desarrollarse como tal en el marco de un proceso de fusión, aunque, efectivamente, se haya estado aplicando, pues unas 14 sucursales de CajaSur ya se han visto afectadas por el proceso de integración que había previsto la caja para 54 de sus oficinas, mientras que, para los empleados, desde la entidad cordobesa se reiteró que, tanto en su Plan de Negocio propio, como al margen del mismo, "lo único que se ha planteado CajaSur, siempre, para cualquier reajuste de plantilla, es la vía de las prejubilaciones".

Por su parte y en declaraciones a los periodistas, el presidente de Aspromonte (sindicato mayoritario en CajaSur), José Ignacio Torres, dijo hoy, respecto a la pretensión de Unicaja de que la caja cordobesa desarrolle su propio Plan de Negocio antes de fusionarse con la caja malagueña, que lo del citado plan propio de CajaSur "era algo ya superado", pues, de lo contrario, dado que dicho plan era para asegurar la viabilidad de CajaSur en solitario, "no haría falta la fusión".

De hecho, a juicio de Torres, esa demanda de Unicaja "y decir que no quiere la fusión, es lo mismo", por lo que pidió a la entidad malagueña "que se aclare", porque "no se puede jugar al despiste con 3.200 familias (empleados de CajaSur)", e insistió en que "o se hace una cosa o se hace otra", es decir, o se aplica el Plan de Negocio propio de CajaSur en pos de su viabilidad en solitario, o bien se lleva a cabo el proceso de fusión con Unicaja y Caja de Jaén, llegando a la conclusión de que, en cualquier caso, "si Unicaja está pidiendo esto en serio, la cosa no pinta bien" para los trabajadores de CajaSur, "porque, si lo que está pidiendo es que se cierren oficinas y se recorte plantilla, Aspromonte ni se sienta a negociar" el acuerdo laboral inherente a la fusión.

A juicio del sindicalista, Unicaja "no puede partir de la base de que se cierren oficinas" de CajaSur "para luego hablar, porque si hay una negociación, hay que negociar, de lo contrario, que dejen a CajaSur que se vaya con Caja Murcia o que se vaya con otras" cajas.

En este sentido, demandó a la caja malagueña "que no haga perder más tiempo" a CajaSur y "diga ya si quiere, o no, la fusión".

Corrupción en España / Antoni Domènech *

Con Bartomeu Muñoz, el alcalde socialista de la importante ciudad de la conurbación industrial barcelonesa que es Santa Coloma de Gramenet el pasado 29 de octubre, llevamos ya en poco más de tres años diecinueve alcaldes detenidos por corrupción en España: 7 del PP, 5 del PSOE, y otros "independientes" de pequeños partidos o agrupaciones electorales locales o regionales. Tenemos esta semana, además, la imputación en casos de corrupción de un antiguo presidentes del PP de la Comunidad Balear, Cañellas, y la investigación judicial sobre otro presidente balear del PP, Matas, así como los escándalos del "caso Gürtel", que afectan al presidente de la Comunidad valenciana, Camps, y a un creciente rimero de personalidades y altos cargos del PP en buena parte de la geografía nacional, señaladamente en la Comunidad de Madrid.

La detención del alcalde de Santa Coloma –una ciudad obrera, en la que su alcalde socialista no se molestaba en dormir: vivía en un barrio alto de Barcelona— forma parte de un caso que afecta también a otros antiguos altos cargos del partido de la derecha nacionalista catalana, CiU y en el que andan de por medio, al alimón, turbios negocios inmobiliarios con blanqueo de capitales a través de una agencia del segundo banco español (el BBVA) que operaba en el paraíso fiscal de la Isla británica de Jersey. Y ese caso catalán ha venido a añadirse al que estalló hace no muchas semanas, conocido por el nombre de "caso Palau de la Música", un caso de espectacular saqueo –más de 20 millones de euros- en beneficio privado de su presidente –un prohombre del patriciado barcelonés, condecorado hace años con la Creu de Sant Jordi— y allegados, así como de partidos afines a los saqueadores, de una entidad cultural emblemática de la ciudad de Barcelona, sostenida con aportaciones públicas y con donaciones privadas altruistas.

Nadie espera que la cosa termine aquí. El antiguo presidente de la Generalitat catalana, Jordi Pujol, se ha avilantado hace unos días, en una entrevista concedida a un programa televisivo de gran audiencia, a aconsejar que no se tirara mucho de la manta, porque el hedor (farum) podría llegar a ser insoportable para todos. (Algo parecido debió pensar en su día el presidente español José María Aznar cuando, ante el caso seguramente más alarmante de corrupción política registrado hasta ahora en España, la compra por parte del negocio inmobiliario madrileño de dos diputados autonómicos madrileños del PSOE para que no votaran la investidura de quien había ganado las elecciones autonómicas de mayo de 2003 (el candidato socialista, apoyado por Izquierda Unida), impidió que el fiscal de Madrid –el socialista Fernández-Bermejo— investigara el asunto. Hubo que repetir las elecciones. Y ganó el PP. Y no hubo más.)

Cuatro reacciones del establishment político-mediático

Cuatro son las reacciones más comunes a lo que algunos, acaso sin exageración, llaman ya epidemia de corrupción política extendida por España. Las que siguen, que no son necesariamente excluyentes:

1 Está, primero, la reacción miope nacida de la obnubilación política sectaria: sí, nosotros también, pero vosotros más, mucho más.

2 Viene, luego, el cierre de filas de quienes aceptan ya sin rubor el formar parte de una "clase política" que, estupefacientemente, se identifica con el conjunto del "sistema democrático" y aun con los valores democráticos mismos: hay que defender del descrédito a un sistema político democrático creciente y peligrosamente amenazado por la pérdida de crédito ante la población. El grueso de la "clase política" es honrada, y el interminable rimero de escándalos de corrupción política afectaría, en realidad, a una minoría. Toda la "clase política" debería olvidar sus (legítimos) enfrentamientos partidistas, para unirse en ese mensaje a la población, si es necesario, con nuevas y más duras medidas legislativas y administrativas.

3 Otra reacción común es el escándalo farisaico de la antipolítica. La política como servicio público y como representación fiduciaria de los distintos y encontrados intereses de la vida social sería pura ilusión. No habría tal. La política sería, siempre, un negocio, y quienes a ella se dedican, necesariamente, unos negociantes que están ahí "para forrarse" (como dijo textualmente una vez en una conversación privada que acabó transcendiendo públicamente el expresidente de la Generalitat valenciana y exminisro de José María Aznar Eduardo Zaplana).

4 Cuarta reacción, y última aquí inventariada: el recurso al cinismo antropológico; la corrupción estaría en la "naturaleza humana". Lo dijo Alan Greenspan, acaso el principal responsable político de una de las eras de codicia y corrupción económica más desapoderadas del último siglo. Ahora lo están repitiendo muchos comentaristas políticos en España.

Esas cuatro reacciones, tan distintas, tienen, sin embargo, en común la pretensión de despolitizar el problema de la corrupción política:

1 La obnubilación sectaria, por la vía de una hipermoralización partidista elemental: los nuestros son necesariamente más honrados: o porque, siendo de "izquierda", se les suponen valores morales incompatibles con la puesta en almoneda de sus actos de servicio público; o porque, siendo gentes de viso y de "derecha", se les supone con suficiente patrimonio personal como para resistir al soborno.

2 La despolitización dimanante del cierre de filas viene de suponer, acaso sin advertirlo, que la política democrática es algo más que, y acaso metafísicamente superior a, la representación fiduciaria de intereses y voluntades existentes en nuestra vida social, y de intereses y voluntades las más veces pugnaces y encontrados. Viene, esto es, de ignorar que lo único que tienen en común los representantes políticos es la obligación de defender los intereses y las voluntades de sus representados en el marco de una deliberación pública realizada con argumentos dimanantes de razones públicamente defendibles y atenidos al interés general (nadie puede proponer una ley con el argumento, dimanante de una razón privada, de que esa ley le favorecería en sus negocios o favorecería a sus amigos y parientes). Y parte esencial del interés general en una sociedad escindida en clases y grupos de interés es el reconocimiento político, con todas sus consecuencias, de esa escisión social de base y de la legitimidad de sus expresiones y manifestaciones en la vida política. Patentemente, es la ignorancia de eso lo que permite a muchos políticos aceptar hoy con un donaire digno de mejor causa el constituir nada menos que una "clase política", es decir, un grupo de individuos unidos por intereses privados propios, y en esa medida, seccionados, desgajados como casta o como "clase", del pueblo supuestamente "soberano".

3 El escándalo farisaico niega directamente la posibilidad de la política democrática. O bien porque cree que el mejor modo de promover el interés público es tener políticos codiciosos y corruptibles –no han faltado voces en España en estos últimos años que han sugerido que la corrupción política es también un saludable índice de dinamismo y prosperidad económicos—, una versión posmoderna del viejo ideologema de Mandeville: vicios privados, virtudes públicas. O bien porque, y tal vez en el otro extremo, ha llegado a creer que la representación política fiduciaria de intereses y valores socialmente existentes es tarea de antemano condenada al fracaso: la "política" es y será siempre una mierda, y los políticos, sea cual fuere su signo ideológico, un hatillo de hipócritas y mangantes; de gentes que, ¡qué diablos!, como todo el mundo, van a la suya.

4 El cinismo antropológico despolitiza el específico fenómeno de la corrupción política por la vía de la banalización inespecífica: no hay un problema de corrupción política, distinto del problema de la corrupción administrativa, distinto del problema de la corrupción económica privada, etc., sino que la naturaleza humana, en general, sería pronta al soborno. Consuelo para políticos corruptos o irresponsables y pretexto para las protestas de agudeza de tertulianos y columnistas de grandes absolvederas, el planteamiento político del problema de la corrupción política es substituido por la reafirmación de la doctrina paulina de la corrupción general de la naturaleza humana como consecuencia de la caída de nuestros padres en el pecado original:

"Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido a sujeción del pecado. / Porque lo que hago, no lo entiendo; ni lo que quiero, hago; antes lo que aborrezco, aquello hago. / Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. / De manera que ya no obro aquello, sino el pecado que mora en mí. / Y yo sé que en mí (es a saber, en mi carne) no mora el bien: porque tengo el querer, mas efectuar el bien no lo alcanzo. / Porque no hago el bien que quiero; mas el mal que no quiero, éste hago. / Y si hago lo que no quiero, ya no lo obro yo, sino el pecado que mora en mí. / Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: Que el mal está en mí." (Pablo, Romanos, 6, 14-21)

Corrupción, política, administrativa y económica [El fenómeno de la corrupción política, visto políticamente]

Para ver políticamente el fenómeno de la corrupción política, lo primero es distinguirla de otras formas de corrupción socialmente significativas, como la corrupción económica privada y la corrupción administrativa.

La corrupción económica privada afecta a las instituciones y a los agentes económicos privados, y a las relaciones de agencia fiduciaria entre ellos, entre los que actúan como agentes propiamente dichos y los que actúan como principales: un ejecutivo es un agente fiduciario de su principal, que son los accionistas propietarios de la empresa; un abogado de empresa es un agente fiduciario de su principal, que son los directivos de la empresa; un bróker financiero es un agente de su principal, que es el inversor financiero o bolsístico. Las relaciones entre principales y agentes están marcadas siempre por una asimetría informativa que hace que, objetivamente, las posibilidades de que el agente traicione la confianza puesta en él por el principal sean enormes, es decir, que hay un amplio espacio para que el agente se deje interferir en su labor por intereses propios o de que se deje corromper y sobornar por intereses privados que no son los de su principal. La regulación pública de la actividad económica privada tiene en buena medida que ver con la yugulación legislativa de aquellas posibilidades, con la restricción radical del espacio social e institucional que permite el fraude en las relaciones de agencia. No hará falta insistir en que el incremento espectacular de la corrupción económica en el mundo en las pasadas décadas, señaladamente en el sector financiero, tiene que ver con la desregulación pública de la actividad económica privada.

La corrupción administrativa afecta a los funcionarios públicos, es decir, a agentes que, a diferencia de los representantes políticos, guardan con el "pueblo soberano" una relación muy mediata. O bien son cargos de confianza de políticos electos (así pues, agentes fiduciarios del político electo, que es su principal, el cual, a su vez, es agente fiduciario del "pueblo soberano"), o bien son funcionarios de carrera, y entonces la relación de agencia con la ciudadanía es aún más remota: en general, viene dada por los criterios legalmente establecidos de selección para entrar en la carrera del servicio público y por los criterios, legalmente establecidos también, para sancionar al funcionario público que falta a su deber de probidad. El descrédito de la función pública que ha acompañado al auge del "neoliberalismo" en las últimas décadas ha jugado un papel de primer orden en la degradación de ambas cosas: ha habido una bien documentada relajación en los criterios de selección de funcionarios (con la admisión de zorros como guardianes del gallinero: como el estafador Madoff presidiendo el Comité de directores de la agencia regulatoria NASDA): culpa in eligendo; y ha habido una política de gestión y de sanciones, importada del mundo de la empresa privada e impropia del sector público (todos serían corruptos y holgazanes, hasta que se demuestre lo contrario), como el llamado New Public Management, que ha traído consigo, entre otras cosas, una desmoralización general de los trabajadores públicos: culpa in vigilando.

Huelga decir que el caso más interesante de corrupción administrativa es el que trae su origen causal en la vida económica privada, es decir, la corrupción de funcionarios públicos por grandes (o pequeñas) empresas privadas. El incremento de la corrupción administrativa en las pasadas décadas, señaladamente en los países en vías de desarrollo, ha sido sencillamente espectacular. También porque ha sido instrumento capital del saqueo de esos países por las grandes empresas del hemisferio norte en el orden neoliberal de la "globalización". Peter Eigen, el fundador de Transparency International, con sede en Berlín, lo resumía así en enero de 2000:

"La magnitud de los sobornos pagados por corporaciones internacionales en los países en desarrollo es a gran escala. Las acciones emprendidas por la mayoría de los gobiernos de los países industrializados para luchar contra la corrupción internacional son modestas. Los resultados se traducen en mayor pobreza en los países pobres, un persistente socavamiento de las instituciones democráticas, y cada vez más distorsiones en el comercio internacional honrado."

La corrupción política es particularmente lacerante, porque afecta a una relación de agencia fiduciaria directa entre el supuesto "pueblo soberano", como principal, y los partidos y los representantes políticos como meros agentes suyos, formadores y canalizadores de las voluntades y los intereses populares. No suele observarse que los distintos partidos políticos no sólo representan distintos intereses sociales –lo que es una obviedad—, sino que las relaciones fiduciarias de los distintos partidos con sus bases sociales (y más en general, con los intereses sociales que supuestamente representan) son también muy distintas. El marxista Gramsci popularizó la idea de que los intelectuales y los políticos de un determinado signo social, político o ideológico pueden ser más o menos "orgánicos en" sus respectivas bases. Y observó con gran perspicacia que para los dirigentes y representantes de las clases y estratos subalternos de la población la "organicidad" en, es decir, la miríada de vínculos capilares de retroalimentación con, sus bases sociales es mucho más difícil de mantener que en el caso de los representantes y los agentes fiduciarios de las elites sociales y económicas tradicionales. No sólo porque resulta harto más difícil encontrar buenos representantes y calificados dirigentes entre quienes están obligados a vivir por sus manos, y desde luego, no de renta; no sólo porque, una vez encontrados, es más difícil substituirlos por otros, lo que da a esos agentes un gran margen de chantaje autoritario sobre sus bases ("si no os gusta, me voy": como Felipe González, cuando obligó a un PSOE mayoritariamente reluctante a "abandonar el marxismo" en 1979; o como el propio Felipe González, cuando en 1986 obligó a un pueblo abrumadoramente pacifista como el español a entrar en la OTAN); también porque, una vez con cargos y aupados al núcleo del funcionamiento del sistema político, con todas su pompas y vanidades, tienden espontáneamente a desarrollar una nueva identificación con los hábitos de sus colegas bienhabientes, tienden, esto es, a sentirse más "clase política" que representantes de su fábrica, de su barrio o, en general, de las gentes menudas de cuyas filas proceden o a las que, al menos, declaran representar. Así que, en punto a corrupción política, el partido de izquierda que no sea especialmente sensible a esas realidades, va listo: quien no vive según piensa, termina pensando según vive. El alcalde de Santa Coloma detenido por corrupción la pasada semana –dicen que un socialista aficionado a los buenos restaurantes, a los buenos automóviles y a las buenas compañías de gente con estilo—, que regía con mayoría absoluta una de las ciudades obreras más importantes del cinturón industrial de Barcelona, ni siquiera vivía en Santa Coloma, sino en uno de los barrios altos de la Ciudad Condal.

Eso no quiere decir que las elites políticas o ideológicas de la derecha hayan de tener siempre mayor "organicidad en" sus bases, o más facilidad para lograrla. Los numerosos casos –en realidad, ampliamente mayoritarios— de corrupción política de la derecha tradicional en la España de estos últimos años son buen ejemplo de ello. Pero es interesante observar que la pérdida radical de organicidad en sus bases sociales de las elites ideológicas y políticas conservadores se da fundamentalmente en momentos históricos dominados por la mentalidad rentista, es decir, en épocas de hegemonía social y cultural de los estratos y capas sociales que viven fundamentalmente de rentas: de rentas inmobiliarias, de rentas dimanantes de grandes patrimonios financieros y de rentas monopólicas desapoderadas, derivadas de posiciones de abuso de poder en los mercados. El rentista no produce nada, no crea nada, no genera valor, ni riqueza, sino, a lo sumo, apariencia de ella; el rentista es, básicamente, un saqueador; un expoliador de bienes comunes y de bienes privados ajenos; y un activo buscador de rentas a través de mecanismos políticos, que no puede ver en la vida política representación de interés social alguno, sino oportunidad de negocio y cabildeo. Lo que en Alemania ha dado en llamarse "puerta giratoria" entre la política y el mundo de los negocios (el hecho de que grandes fortunas entren como si nada en el juego de la vida política –Berlusconi— y, a la inversa, grandes dirigentes políticos vayan a parar al mundo de los negocios luego de abandonar su cargo –Schröder con Gazprom, Felipe González con Carlos Slim, Aznar con Rupert Murdoch—), un fenómeno relativamente reciente, expresa bien esa realidad.

No es por casualidad que uno de los clásicos de la ciencia social contemporánea, La teoría de la clase ociosa (1898), del economista noruego-estadounidense Thorstein Vebblen se escribiera en plena Era de la Codicia norteamericana, un período, por tantos conceptos, muy semejante al que hemos vivido en las últimas décadas. En Veblen puede encontrarse un atisbo de explicación al hecho de que precisamente políticos sin la menor organicidad en intereses sociales objetivos de ningún estrato social relevante –basta ver la pinta, involuntariamente cómica, de un Ricardo Costa, el de los relojes de 6.000 euros y los coches de 60.000—, y enfangados hasta el cuello en asuntos de corrupción política, como en Madrid, como en Valencia, o como en Santa Coloma de Gramanet, puedan jactarse de lograr una y otra vez mayorías absolutas:

"… la institución de una clase ociosa opera en el sentido de hacer conservadoras a las clases inferiores al privarles, hasta donde es posible, de los medios de subsistencia, reduciendo así su consumo, y, por ende, de la energía de que pueden disponer, hasta el punto de hacerlas incapaces del esfuerzo exigido para el aprendizaje y adopción de nuevos hábitos mentales. La acumulación de riqueza en el extremo superior de la escala pecuniaria implica privaciones en el extremo inferior. (…) El efecto inhibitorio directo de la desigual distribución de la riqueza está secundado por otro indirecto que tiende al mismo resultado. (…) El mantenimiento del consumo ostensible como uno de los elementos principales del patrón que mide el decoro en todas las clases, no es, desde luego, atribuible por entero al ejemplo de la clase ociosa adinerada, pero la práctica y la importancia que se le da se robustecen, sin duda, por el ejemplo de la clase ociosa."

La percepción de la corrupción económica, administrativa y política. El caso de España.

A pesar de la epidemia de corrupción política que aparentemente se ha abatido sobre España, es muy notable que, en la percepción de los españoles –y como saben todos los estudiosos del fenómeno de la corrupción, suele haber, ceteris paribus, una elevada correlación positiva entre la percepción de la misma y su realidad objetivamente medida— la corrupción económica del sector privado resulta ser mucho más importante que la corrupción de los partidos y de los representantes políticos. Según el informe de 2009 de Tranparency International, mientras que en países como Argentina, Grecia, Israel, Italia o Reino Unido lo más destacado en la percepción ciudadana es la corrupción de los partidos políticos; mientras que en países como los EEUU, Indonesia y Panamá se destaca la corrupción de todo el poder legislativo (las cámaras parlamentarias); mientras que en países como Chequia, Japón y Rusia se destaca la corrupción administrativa; en España, en cambio –como en Hong Kong, Islandia, Países Bajos y Noruega—, se destaca la corrupción empresarial.

En contra de los sermones casi unánimes de los políticos españoles de estos días, el crédito popular de la "democracia", del sistema de partidos políticos y de los representantes políticos electos no está por ahora gravemente amenazado, a pesar de la que está cayendo. Diríase, en cambio, que la población española tiene una percepción bastante clara del origen causal de los males de la política en los males de una vida económica –de un "modelo de crecimiento", como se dice con tecnocrática unción— fundada, no en la creación de riqueza o de valor, sino en la inflación de activos (inmobiliarios y financieros), en la inclemente destrucción del patrimonio común natural (el caso de las costas españolas es particularmente llamativo, y ahora ha saltado dramáticamente a la luz el caso de los humedales de las Tablas de Daimiel), en el saqueo y privatización de patrimonio público del Estado (una política de privatizaciones iniciada por Felipe González y seguida luego por Aznar, pero a la que, inicialmente, se oponía hasta la derecha política tradicional), en la asombrosa sobreexplotación de una mano de obra calificada (el 63% de los asalariados españoles es "mileurista"), en un Estado social raquítico, en el volumen de desempleo estructural más crecido de los países de la OCDE y en el insostenible endeudamiento de las empresas y de los trabajadores españoles.

Si comparamos con Italia, el contraste es notable. Mientras en España un 29% considera que el sector más corrompido es el de la empresa privada, en Italia sólo un 7% cree eso. Es verdad que en España un 27% creen ya que son los partidos el sector más corrompido (cerca, pues, de la empresa privada), pero en Italia tenemos un abrumador 44% de ciudadanos que lo cree. Ese 27% registrado en 2009 podría crecer; visto lo visto estos días, y lo cierto es que si la pregunta es cuán corrompido está un sector (no qué sector es el más corrompido), en España ganan ya los partidos políticos con una puntuación de 3,4 (en contraste con el 3,3 que se da a las empresas, el 3,1 que se da al parlamento, o el moderado 3,0 –el más bajo— que se da a los funcionarios. (Por seguir con el contraste: en Italia la puntuación más alta de descrédito en materia de corrupción se la llevan también los partidos, pero con un 4,1, seguidos de los funcionarios, 3,9, del poder judicial, 3,5, y de los medios de comunicación, 3,4; la empresa privada queda en un 3,3, al mismo nivel que el Parlamento).

Y si la izquierda institucional no reacciona políticamente a esos males básicos de la vida económico-social de nuestro país, si no logra al menos acompasar sus percepciones básicas a las percepciones del común de la ciudadanía, entonces sí podría empezar a temerse muy en serio en España una generalización à la italiana de la antipolítica.

(*) Antoni Domènech es el editor de SinPermiso.