domingo, 24 de junio de 2012

Más de 55.000 empresas han cerrado en Andalucía desde 2009


SEVILLA.- Más de 55.000 empresas han cerrado en Andalucía desde 2009, según ha indicado el presidente del Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio, Antonio Ponce, quien pide que Estado, Junta y sociedad civil "rememos todos a una para salir de la crisis", puesto que considera que "en este momento todo el que no reme en la misma dirección supondrá volver a las cavernas".

    Ponce reconoce que las previsiones en Andalucía "son poco halagüeñas", toda vez que "los expertos advierten de una caída de la recesión y de que la economía  se contraiga un 1,8 por ciento en Andalucía", de forma que "los tiempos que vienen son enormemente difíciles".
   Tras considerar "lamentable" que Andalucía "siendo la segunda comunidad de España tenga la cifra de parados que tenga", Ponce apunta que desde 2009 "se han perdido 55.500 empresas", en concreto en 2009 se perdieron 25.585 empresas, en 2010 se perdieron 19.100 y en 2011 se perdieron 6.400, lo cual constituyen datos "preocupantes".
   Por ello, apuesta por "evitar por todos los medios la tendencia de cierre más cierre" y considera que la Junta "debe establecer instrumentos para analizar las empresas que tienen viabilidad y ayudarles en la medida en que se pueda, pues sale más caro cerrar una empresa y echar a sus trabajadores que intentar mantenerla; sale más barato mantener una empresa, ayudarla y esperar a que salga de la crisis que permitir su cierre".
   Advierte asimismo de que "si no hay ayuda a las empresas, esas 55.000 se pueden convertir en muchas más, y no hay que dejarlas caer".
   "Andalucía es una magnífica región con grandes recursos y potencialidades y hay que aprovecharlos", ha aseverado Ponce, quien apuesta por aplicar medidas, corregir desajustes y "remar todos a una en la misma dirección, Gobierno central, andaluz y agentes sociales y económicos, todos deben arrimar el hombro para salir de la situación tan grave de crisis".
   En ese sentido, sobre el nuevo gobierno andaluz, formado por PSOE e IU, Ponce se ha mostrado "enormemente respetuoso" y le pide "soluciones y que creen un entorno adecuado para que las empresas puedan recuperar y crear empleo, con políticas que lleven a la creación de empleo y la creación de empresas, pues sin empresas no habrá empleo".
   Por ello, considera que todos "debemos ponernos las pilas y trabajar, pues necesitamos del esfuerzo de todos y tenemos que salir adelante y sacar a Andalucía de la crisis, y los andaluces mas que nunca deben estar unidos y pedir a quien tenga que pedir".
   Ponce pide "tesón y fortaleza" a los partidos políticos y confía en que "haya armonía en el Gobierno andaluz", puesto que "las políticas radicales son un tema 'manido' y ya no se llevan, ahora hay que tirar del carro todos y buscar soluciones, y en este momento todo el que no reme en la misma dirección  supondrá volver a las cavernas".
   "Hay tres partidos parlamentarios, se deben unir más que nunca  pero dar un mensaje de tranquilidad teniendo en cuenta que lo que tiene encima es una lacra muy grande", asevera.
   En ese sentido, sobre las medidas que la Junta está llevando a cabo, Ponce considera que la Comunidad "en estos momentos está haciendo lo que tenía que haber hecho hace mucho tiempo y se está haciendo ahora como consecuencia de los recortes nacionales".
   Asimismo, considera que la política financiera de Andalucía y el Gobierno andaluz "es acertada", aunque advierte de que "se está perdiendo las señas de identidad financiera, con entidades andaluzas que tendrían un bien social para Andalucía, eso lo estamos perdiendo, pues ahora las cajas fuertes ahora se integran en bancos que no tienen domicilio social en la Comunidad, por lo que eso se va a perder".
   Ponce ha reiterado que la falta de crédito para la pyme sigue siendo uno de los principales problemas, toda vez que "el crédito sigue sin llegar a la empresa y eso es un problema tremendo".
   Asimismo, el dirigente empresarial apuesta por "fomentar las inversiones y obras públicas, la vivienda e infraestructuras" como "una de las formas de crear riqueza y empleo" y considera que Andalucía "no puede renunciar a ninguna de las infraestructuras que tenían previsto desarrollar en las distintas provincias", tras lo que apuesta por erradicar los casos de economía sumergida y la "competencia desleal" que ello conlleva, además de rechazar la excesiva burocracia.
   Ponce también apuesta por potenciar el turismo y aumentar su seguridad jurídica para "hacer más atractivo" a este sector, además de advertir de la situación del comercio y de la industria, como es el caso de la industria energética o las explotaciones mineras, ya que "atraen a muchos inversores de fuera de Andalucía".
   Lamenta también las altas dosis de "incertidumbre" y de "falta de confianza, done "nadie está seguro en su puesto de trabajo y nadie invierte en nada". En ese sentido, considera que la reforma laboral aprobada "da seguridad al trabajador y no es tan mala".
   "Tenemos que ser más competitivos, confiar más en la empresa, facilitar la contratación, lo que implica que no haya convenios colectivos con altísimas subidas que no se puedan mantener, porque entonces llegan otras zonas que lo hacen más barato", ha agregado Ponce, quien ha valorado la puesta en marcha de los planes de pagos a proveedores tanto en ayuntamientos como en la Junta, puesto que supone "un balón de oxígeno para las empresas".
   Por ello, tras definirlo como "magnífica idea", espera que en Andalucía "haya más planes de choque como ese y podamos ser competitivos".

Rajoy prevé acudir al congreso del PP-A para 'despedir' a Arenas en Andalucía

MADRID.- El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, tiene previsto estar en el Congreso regional del PP de Andalucía que se celebra entre el 13 y el 15 de julio, una presencia con la que escenificará su apoyo a Javier Arenas en su despedida como presidente del PP-A y dará la bienvenida a su sucesor, Juan Ignacio Zoido, según han indicado hoy fuentes 'populares'.

   El viaje de Rajoy a Granada, donde se celebrará el cónclave, se interpreta en las filas del PP como una nueva muestra de apoyo a la gestión que ha realizado en Andalucía durante los últimos años Javier Arenas, quien anunció hace dos semanas su decisión de no optar a la reelección.
   Paralelamente, el presidente del Gobierno da su aval al proceso de sucesión tranquila que se va a producir en esta comunidad con la elección del alcalde de Sevilla y presidente de la FEMP como nuevo presidente del PP de Andalucía. Zoido ya ha anunciado que si el PP le elige para liderar el PP-A dejará su puesto al frente de esta institución municipal.
   La apretada agenda de Rajoy con la actual situación económica hace más destacable su presencia en Granada. De hecho, el PP ya ha celebrado casi todos sus congresos regionales y el presidente del Gobierno sólo ha asistido al de Madrid --que reeligió a Esperanza Aguirre-- y al del País Vasco, para arropar la candidatura de Antonio Basagoiti.
   Pero apenas dos semanas antes, el 2 de julio, Rajoy estará de nuevo en Andalucía. En esa ocasión será en Sevilla, donde ha convocado la reunión de la Junta Directiva Nacional del partido, máximo órgano del partido entre congresos y del que forman parte, además de la dirección nacional, diputados y senadores de todas las comunidades autónomas.
   Su decisión de que este encuentro se produzca en la capital andaluza se interpreta por cargos del PP como un nuevo guiño a Arenas, al que hace pocos días Rajoy definió públicamente como un político con "vocación" y del que "no se puede prescindir".
  "Es un político de raza y lo que va a aportar es más de lo que ya ha aportado. Es un político del que no se puede prescindir. Sigue aquí porque lo necesitamos y porque lo necesito yo", proclamó el jefe del Ejecutivo, que recordó que habían dado algunas batallas juntos y las iban a seguir dando, como la batalla de la salida de la crisis.
   La reunión de la Junta Directiva Nacional servirá para hacer balance del actual periodo de sesiones parlamentario y de la acción del Ejecutivo en estos seis primeros meses de gobierno. Además, Rajoy aprovechará previsiblemente para revelar los principales ejes de acción del Ejecutivo en los próximos meses.

El alcalde de Carboneras niega estar incumpliendo sentencias sobre el Algarrobico, "una criatura que no es suya"

CARBONERAS.- El alcalde del municipio almeriense de Carboneras, Salvador Hernández, (Gicar), ha mostrado este domingo su "respeto" por la decisión de Ecologistas en Acción de interponer una denuncia contra él ante la Fiscalía Provincial de Almería al entender que está "haciendo caso omiso" a las recientes sentencias que declaran "espacio protegido no urbanizable" el paraje del Algarrobico, si bien ha negado tal extremo y ha aprovechado para señalar que dicha instalación es "una criatura que no es suya", sino que es "un problema heredado del anterior gobierno local al que ahora el Ayuntamiento está intentando dar solución".

   "No soy el padre del Algarrobico", ha sentenciado Hernández antes de insistir en apostar por la apertura del edificio, "ya sea como hotel o con otro uso", como solución preferible a la de su demolición, un punto de vista que ya ha dejado plasmado recientemente en una moción aprobada por las mancomunidades de municipios almerienses del Levante y el Almanzora, que también critica Ecologistas en Acción en la denuncia presentada con fecha del pasado día 19 de junio.
   A juicio del primer edil de Carboneras, "en la actual situación de crisis económica que vive el conjunto de España y la provincia de Almería en particular", no resulta oportuno que "los vecinos tuvieran que asumir" el coste que supondría el derribo del edificio, de una veintena de plantas y 411 habitaciones, y la restauración del solar en el que se asienta a su estado natural, que cifra en "más de 200 millones de euros".
   En todo caso, Hernández ha señalado que ni él ni su equipo de gobierno son los "padres" de la "criatura" --en referencia al hotel del Algarrobico--, sino que éste es una realidad que "heredaron" del anterior equipo de gobierno local y al que ahora tratan de "buscarle una solución".
   En concreto, el alcalde hace referencia al hecho de que la normativa municipal en vigor donde el sector ST-1 aparece como urbanizable fuera aprobada en 2009 por el anterior equipo de gobierno carbonero, entonces dirigido por el socialista Cristóbal Fernández. El TSJA acordó cuatro meses después prohibir al exalcalde que acometiese actuaciones urbanísticas en el paraje de El Algarrobico y le advirtió de que, de no acatar la medida, estaría incurriendo en un delito de desobediencia ya que, como medida cautelar, había ordenado que se restableciese la zona como espacio protegido no urbanizable.
   En este sentido, ha reconocido que en el momento en que se diseñó ese edificio "no todo se hizo como se debería haber hecho", pero, una vez construido, "hay que buscarle una solución a este desaguisado", y en ello juega un papel determinante, en su opinión, la Junta de Andalucía, ya que es ella la que, según ha afirmado, tiene la potestad de cambiar la calificación del suelo del parque natural de Cabo de Gata-Níjar.
   Así, se ha apoyado en la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), emitida este mes de junio y que anula el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de dicho parque natural, para indicar que en ese fallo "el propio Alto Tribunal señala que quien cometió una triquiñuela para adaptar la norma medioambiental del parque natural al planeamiento urbanístico de Carboneras fue la Junta".
   "El Ayuntamiento no tiene competencias para ello, faltaría más", ha apostillado Hernández, quien, por ello, ha lamentado que "los grupos ecologistas centren más sus críticas en él y no arremetan tanto contra la Junta de Andalucía".
   En cualquier caso, el alcalde de Carboneras ha expresado su deseo de que el "culebrón" del Algarrobico "no se prolongue diez o doce años más" y "pronto" se encuentre una solución al mismo.

Veinticinco inmigrantes argelinos se fugan del CIE de Murcia tras un violento ataque a varios policías

MURCIA.- Veinticinco inmigrantes irregulares, todos argelinos, se fugaron anoche del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Murcia tras un violento ataque a cuatro policías nacionales que les custodiaban, y diez de ellos continúan en paradero desconocido tras haber sido arrestados quince.

La Policía Nacional ha informado hoy de que los hechos se produjeron en las instalaciones del CIE de Murcia, situadas en la pedanía de Sangonera la Seca, cuando unos 30 inmigrantes, de forma organizada, atacaron a los agentes con mangueras, extintores y otros útiles del centro en el momento en que eran trasladados a los aseos desde un salón común.
Los amotinados, según la Policía, son todos varones de nacionalidad argelina, llegaron a España en patera y estaban en el CIE a la espera de su repatriación.
Durante el ataque golpearon a los policías, pulverizaron el contenido de varios extintores para aumentar el "caos" en el centro y consiguieron fugarse de allí una vez que salieron del edificio central y saltaron la valla.
Los cuatro agentes, que resultaron heridos de consideración, pidieron refuerzos pero no pudieron evitar la fuga, y fueron trasladados al hospital Virgen de la Arrixaca, para que les asistieran de sus heridas.
La Policía Nacional ha detenido desde el momento de los hechos a quince de los fugados, algunos de los cuales también resultaron heridos por daños sufridos al saltar la valla, al tiempo que ha establecido un amplio dispositivo de búsqueda para arrestar a los diez que continúan en paradero desconocido.
Según las fuentes, en el Centro de Internamiento de Extranjeros hay en la actualidad un total de 115 inmigrantes irregulares a la espera de ser devueltos a sus países de origen.
La Policía Nacional ha dado aviso de los hechos al Juzgado de Murcia en funciones de guardia, que ha asumido la investigación del caso.