jueves, 1 de noviembre de 2012

Ahora no toca / Gabriel Sánchez

Me pregunto que fue de aquella propuesta que hacían los populares con la boca llena tachando a las Diputaciones de organismos obsoletos y sin sentido, algo que yo comparto como lo hacen el ochenta por ciento de los ciudadanos.

Eso fue antes de las elecciones durante la campaña, entonces gobernaban en la Diputación de Almería los socialistas y ya se sabe lo que hacen nuestros nefastos gobernantes al ganar las elecciones con sus propuestas y promesas, faltándoles papel en sus aseos. ¡Con algo habrán de limpiarse!

Casi doscientos millones, de pesetas no, de euros, que traducido a nuestra añorada moneda son casi treinta y cuatro mil millones de pesetas que, como si de la cartilla de la abuela chocha se tratara, manejan estos “salvapatrias” con entrega, mientras tirándose los trastos a la cara para quedar bien ante la galería, o sea ante los ciudadanos, dicen que han reducido los gastos y van aumentando sus haciendas mientras con impunidad legal esquilman las nuestras.

Les doy datos para que este análisis no quede como el arrebato de alguien que, teniendo que trabajar catorce horas todos los días, se siente indignado.

El Presidente de tan gloriosa institución cobra setenta mil euros al año, esto es más de 5.000 euros mes, a lo que hay que sumar dietas etc, etc etc;  los cuatro vicepresidentes (hay más que en el Gobierno ) casi lo mismo, sesenta y seis mil; es decir 4.800 euros al mes; y los llamados diputados rasos, mas de cincuenta mil. Menos mal que son rasos y no son oficiales. Los portavoces del PP, uno del PSOE y otro de IU, ganan casi sesenta y cuatro mil euros al año, o lo que es lo mismo, más de 4.500 euros al mes.

A todos estos ilustres señores de insigne sueldo hay que sumar asesores, gente importante por cierto, casi siempre amiguetes que, como tal y en valía de su amistad y buen hacer, cobran cerca de los cincuenta mil.

Otros asesores, que en la primera hornada se quedaron fuera de la fiesta, su estipendio es a razón de 40,000 euros al año, a los que hay que añadir más asesores con los que contentar los compromisos de los diputados, ocho más, por cierto a razón de 35.000 mil, pertenecientes a uno y otro partido. ¿Con tantos asesores de asesores quien leñe es el que trabaja? Además están también los administrativos de apoyo; ¿estos seis quien coño son?, me preguntaron cuando redactaba: amigos, contesté, sabiendo que así no erraba mientras escribía que cobraban casi 26.000 por barba. No puedo olvidarme del numeroso personal de confianza que se lleva cada uno alrededor de de los cincuenta mil.

Sepan ustedes que solo el coste de personal es de 60 millones de euros (10.000 millones de pesetas) a los que hay que sumar otros 32 millones de euros (5.300 millones de pesetas) en bienes corrientes y servicios mientras la inversión que hace la Diputación en la provincia no pasa de los 42 millones de euros.

En definitiva a los almerienses nos cobran casi doscientos millones en impuestos para invertir cuarenta, y los ciento sesenta restantes, donde están, se preguntarán.

Con seguridad que se quedan en el camino para darles de comer a unos y a otros.

Bendito sea el día que tan honorable institución y todos los políticos “salvapatrias” que tanto se preocupan por nosotros, esos que dicen que ahora no toca hablar de éste tema, se vayan a tomar…… a su casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario