jueves, 11 de abril de 2013

Las enmiendas a la Ley de Costas "legalizan parcialmente" el hotel del Algarrobico, según Greenpeace

ALMERÍA.-   La organización Greenpeace ha advertido de que las enmiendas al proyecto de Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral y de Modificación de la Ley de Costas promovido por el Gobierno pueden facilitar que se "legalice de manera parcial" el hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras.

   En un comunicado en el que alerta de este "riesgo", señala que el proyecto de ley, que se encuentra pendiente de aprobación en el Senado, contempla la posibilidad de reducir la zona de servidumbre de protección de 100 a 20 metros en las áreas "no clasificadas como urbanas pero que tengan acceso rodado, abastecimiento de agua, evacuación de aguas residuales y suministro de energía eléctrica".
   Según ha indicado Greenpeace, el establecimiento hotelero de 411 plantas y una veintena de habitaciones en pleno parque natural de Cabo de Gata-Níjar entraría en esta disposición de la nueva normativa, "ya que invade la servidumbre de protección de 100 metros en una zona no urbana, "como se han encargado de reiterar" el Tribunal Supremo (TS) en tres sentencias firmes.
   El citado proyecto de nueva Ley de Costas también posibilita que se reduzca de 100 a 20 metros la servidumbre de protección cuando el sector esté edificado en un tercio de su superficie, como ocurre también en el sector ST-1 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU de Carboneras, sobre el que se asienta el hotel de Azata del Sol.
   Así, el colectivo conservacionista subraya que la Administración competente para informar sobre si determinadas zonas cumplen estos requisitos es la administración municipal. "En el caso de este hotel, no tenemos la menor duda de que el Ayuntamiento de Carboneras informará favorablemente que se reduzca la servidumbre de protección en el Algarrobico", han remarcado.
   "El ministro Arias Cañete ha afirmado que no tiene el menor problema en 'utilizar explosivos' para derribar el hotel ilegal. Sin embargo, esta nueva Ley deja en manos del Ayuntamiento de Carboneras la decisión de legalizar las 14 primeras plantas del hotel", ha asegurado la responsable de la Campaña de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos.
   El Tribunal Supremo (TS) se pronunció en septiembre por última vez con respecto al hotel de El Algarrobico y ha dictaminó de manera definitiva que viola la Ley de Costas e invade de manera parcial la zona de servidumbre del dominio marítimo-terrestre tras desestimar los dos últimos recursos de la promotora contra la orden ministerial que, en 2005, amplió a 100 metros la zona de servidumbre en el tramo del litoral donde se asienta el establecimiento de una veintena de plantas y 411 habitaciones.
   El Alto Tribunal señaló en dos sentencias que el Plan Parcial del sector ST-1 en el que se asienta el establecimiento no fue revisado para ajustarlo a la Ley de Costas y reitera, en los mismos términos en que se pronunció de forma previa la Audiencia Nacional (AN) y la misma sala del Supremo en un fallo de marzo de 2012, que la servidumbre de protección debió respetar los cien metros de anchura por no existir a la entrada en vigor de la citada ley aprovechamientos urbanísticos en la zona.
   Por otro lado, en junio de 2012, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anulaba el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata-Níjar que permanecía suspendido de manera cautelar por dejar la puerta abierta a la reactivación del hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico con "uso turístico" al considerar que "no es ajustado a derecho" y calificaba la zona como "espacio protegido no urbanizable" tal y como se recogía en la normativa de 1994, derogada hace cuatro años por la Junta andaluza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada