domingo, 24 de marzo de 2013

El Congreso de los Diputados recibe peticiones ciudadanas de españoles para abolir "privilegios"

MADRID.- El Congreso de los Diputados ha recibido una nueva remesa de peticiones de ciudadanos españoles que demandan que se ponga fin a los "privilegios" de los que, a su juicio, disfrutan los parlamentarios así como que se eliminen las pensiones vitalicias a las que tienen derecho los expresidentes del Gobierno.

   Así consta en el último informe aprobado por la Comisión de Peticiones de la Cámara Baja, en el que además se han incluido una decena de solicitudes de personas que piden poder participar mediante voto electrónico en las votaciones que tienen lugar tanto en el Congreso como en el Senado.
   Las peticiones para acabar con los "privilegios" de sus señorías se han remitido, como es habitual, a los portavoces de todos los grupos parlamentarios, mientras que la comisión se limitado a tomar acuse de recibo de la que plantea finiquitar las pensiones de los expresidentes, y de otra que abogaba por reducir el número de parlamentarios.
   Al margen de estas peticiones ciudadanas, el Congreso tiene pendiente de debate desde hace diez meses una iniciativa presentada por Esquerra Republicana (ERC) para crear una subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional que revise los "privilegios" que a su juicio disfrutan los políticos y otros cargos públicos con el fin de proponer medidas para controlar y, en su caso, suprimir "gastos suntuarios".
   En esa iniciativa, se incluyen dentro del catálogo de "privilegios" y "gastos suntuarios" que ERC propone revisar el uso de coches y medios oficiales de transporte, el gasto de aviones y alojamiento de alta gama, las pensiones vitalicias de altos cargos (como los presidentes del Gobierno), o la habilitación de espacios públicos en exclusiva para cargos públicos (como las residencias de vacaciones para militares y funcionarios)
   Pero también quieren revisar el uso de tarjetas de crédito de cargos públicos, la realización de regalos institucionales y de protocolo, la celebración de actos y convites institucionales, y las dietas de algunos cargos públicos, que acaban suponiendo un complemento de sueldo encubierto.
   A su juicio, "en un momento de crisis en qué se están recortando desde gastos suntuarios a gasto social, pasando incluso por derechos sociales y laborales, sorprende que la clase política mantenga algunos privilegios de los que tiene".
   "Los representantes políticos deben ganar un sueldo digno por su trabajo y tener cubiertos los recursos y desplazamientos necesarios para el buen desarrollo del mismo, de la misma manera que debiera tenerlo cualquier otro trabajador. Pero los privilegios no deben ser pagados con dinero público", sostienen.
   Por otro lado, la Comisión de Peticiones, que canaliza las más variopintas propuestas que remiten los ciudadanos, ha decidido archivar el escrito que, por dos veces, remitió una misma persona reclamando información sobre la deuda que tienen contraída los partidos políticos con bancos y cajas de ahorro.
   La Comisión de Peticiones alega que "desconoce absolutamente la cifra" de esa deuda y que, además, carece de competencias para reclamarla tanto a los partidos como a las entidades bancarias. Estas operaciones se comunican al Tribunal de Cuentas que, a raíz de la última reforma de financiación de los partidos políticos, obliga a los partidos a publicar esas cifras anualmente.  
   Por otra parte, la comisión que preside el 'popular' Gabino Puche ha enviado a los portavoces de los grupos parlamentarios el Manifiesto por la Regeneración de la Democracia y la Refundación del Estado que envió al Congreso el coordinador local de UPyD en Valencia, Eduardo Gómez García.
   Según explican al peticionario, han decidido remitirlo a los portavoces por si alguno tiene a bien impulsar alguna de las iniciativas parlamentarias que recoge el manifiesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada