martes, 11 de diciembre de 2012

Tres de cada cuatro jóvenes andaluces 'pasan' de la política

SEVILLA.- La consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha presentado el Informe Social de la Juventud en Andalucía, realizado por el Instituto Andaluz de la Juventud y el Centro de Estudios Andaluces, según el cual el 76,6 por ciento de los jóvenes se declaran "desinteresados" por la política y a un 13 por ciento les da igual un régimen que otro, aunque la inmensa mayoría suscribe que la democracia es un preferible a cualquier otra forma de gobierno. El estudio ha sido realizado a través de 3.200 entrevistas a una población de entre 14 y 30 años, de las ocho provincias andaluzas.

   En rueda de prensa, Susana Díaz ha mostrado su "preocupación" por el hecho de que los más jóvenes no se interesen por la política porque "la política es el poder de los que no tienen otro poder", y los jóvenes "como así lo demuestran los datos de desempleo, de dificultad de acceso al mundo laboral, son los que más han sufridos los recortes del Gobierno de la Nación", lo que "debería hacerles participar con más interés en la política y no es así". Por tanto "tenemos un grave problema de confianza en general y en el caso de los jóvenes, que son el futuro de un país, tiene que ser para nosotros prioritario".
   "Esto marca un camino de recuperación de la confianza, de acceso a la gestión desde las instituciones, de mayor transparencia", y ahí "hay un reto para el Gobierno andaluz". Asimismo, y sobre el segundo de estos aspectos, Díaz ha dicho que "es una cuestión bastante más preocupante", porque muchos de estos jóvenes "ven momentos de la dictadura como historia muy historia, y no han conocido otra cosa que la democracia". Por ello, el trabajo de "sensibilización y formación de lo que tuvieron que vivir sus padres y sus abuelos requiere de un fuerzo importante".
   Además, según las conclusiones de este informe, realizado de enero a mayo de 2011 y organizado en siete capítulos, los jóvenes se muestran "muy preocupados" por el desempleo. Así, la juventud considera que el problema principal es el paro y la precariedad laboral, con 72,1 por ciento. Igualmente, la encuesta indica que el 78,9 por ciento de los jóvenes desempleados trataron de buscar un empleo en la últimas cuatro semanas.
   En este sentido, y sobre este problema, Díaz asegura que los jóvenes "están viendo cómo la reforma se ha convertido en una forma de romper las relaciones laborales, romper el modelo de convivencia, con una reforma educativa brutal que va 30 años atrás, y eso se tiene que reflejar en cualquier estudio". Y esto, añade, pese a que "el estudio es de 2011, porque si pregunta hoy seguramente los datos serían más alarmantes, tras una reforma laboral injusta y que castiga a la juventud".
   Siguiendo con la formación y el sistema educativo, el porcentaje de jóvenes con FP ha bajado respecto a 2003, cuando se hizo un estudio similar, pasando del 9,9 al 8,7 por ciento. Sin embargo, aumenta el número con Bachillerato, de 9,8 a 15,8 por ciento, y el de jóvenes con estudios universitarios, del 14,5 al 25,3 por ciento. Las chicas son las que en mayor medida acceden a estudios universitarios de grado medio y superior; el 71,9 por ciento otorga un gran valor a las credenciales educativas como medio de inserción laboral; y el 83,7 por ciento opina que la realización de una carrera supone un esfuerzo económico y más del 89 por ciento defiende la provisión estatal del gasto en educación.
   Los jóvenes andaluces valoran también mucho las relaciones familiares y perciben la relaciones con sus padres como "muy buenas". Además, el 70 por ciento vive en el hogar familiar y un 36,9 por ciento, al ser preguntados cómo prefieren vivir, dicen que en pareja y con hijos. En relación a qué modelo de familiar prefieren, el 81,7 por ciento prefiere un modelo simétrico --ambos trabajo fuera del hogar y reparto de las tareas domésticas--; un 13,1 por ciento prefiere que la mujer trabaje menos horas fuera de casa y se ocupe en mayor medida del hogar; y un 5,3 por ciento, que el hombre trabaje fuere del hogar y la mujer se ocupe de las tareas.
   En relación a la familia, la edad promedio de los jóvenes que dejan el hogar es 20,3 años, el 37,4 por ciento por los estudios; el 30,4 por ciento por la formación de una familia; y el 17,8 por ciento por factores económicos. En cuanto a la independencia económica, el 50 por ciento vive exclusivamente de los ingresos de otras personas y el 22,5 por ciento vive exclusivamente de sus ingresos. Por último, y respecto a tener hijos, el 62,5 por ciento considera que puede ser un obstáculo para la vida profesional de las mujeres.
   En el capítulo salud y calidad de vida, la edad media en que la juventud tiene su primera relación sexual completa es de 16,4 años, frente a los 17,4 de 2003. Además, el 80 por ciento dice usar anticonceptivos, con una mayor conciencia entre los más jóvenes. Respecto al consumo de alcohol, el 76,1 por ciento de los jóvenes de Andalucía ha consumido alcohol alguna vez; de ellos, el 90 por ciento bebe solo de forma ocasional o en fin de semana; y el 60 por ciento de la juventud no consume tabaco, ni siquiera lo ha probado.
   Respecto a las pautas de ocio, consumo cultural y nuevas tecnologías, el 92,2 por ciento se declara consumidor de televisión, y el 91,4 por ciento hace un uso diario o semanal de Internet. Sobre el tiempo de lectura, el 76,2 por ciento de la juventud dedica parte de su tiempo diario a la lectura, y en cuanto a lo que más les gusta en su tiempo libre, tanto chicos como chicas optan por escuchar música en primer lugar, seguido de salir con los amigos y viajar.
   Del mismo modo, la juventud andaluza se muestra "intolerante" a la violencia de género, una intolerancia que también se manifiesta en lo relativo a la contaminación y el suicidio. Sin embargo, es "tolerante" hacia la homosexualidad, la eutanasia y el aborto. Además, su grado de compromiso por la igualdad alcanza el 8,9 sobre diez, seguido de su compromiso por la libertad, los derechos humanos, y la lucha contra el hambre; la paz; el cuidado del medio ambiente; o la lucha contra el racismo en quinto lugar.
   No obstante, Díaz ha sido cuestionada sobre por qué pese a que la juventud tiene una actitud intolerante hacia la violencia de género los casos suben entre los más jóvenes, ante lo que ha mostrado su "preocupación", ya que estos jóvenes "han crecido en libertad, en democracia, y han sido educados en valores". Ante esta situación, ha dicho que "hay que profundizar en la educación entre iguales, en valores y en la Educación para la Ciudadanía, a pesar de que a Wert le moleste", toda vez que ha subrayado que se está realizando un "esfuerzo importante" en este sentido, y ha recordado que en los Presupuestos de la Junta para 2013 "se ha aumentado la partida para sensibilización y prevención de la violencia de género".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada