lunes, 19 de noviembre de 2012

La Junta critica que las grandes capitales "no respondan" a la propuesta de acuerdo para combartir los desahucios

SEVILLA.-   La secretaria general de la Vivienda de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Amanda Meyer, ha criticado que las grandes capitales andaluzas "ni siquiera hayan respondido" a la propuesta de convenio remitida por la Junta a dichos municipios para combatir los desahucios.

    Meyer ha recordado que la Consejería está trabajando, a través del Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda, en "garantizar la finalidad social de la vivienda" y ha recordado que se están estudiando además modificaciones normativas de las leyes de vivienda para hacer efectivo ese derecho, además de suscribir convenios con entidades de crédito y ayuntamientos y diputaciones.
   En ese sentido, la portavoz de la Junta deja claro que "los ayuntamientos y las diputaciones deben formar parte del acuerdo contra los desahucios", para lo cual hace ya un mes la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, y el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Francisco Toscano, firmaron un acuerdo de colaboración para la adhesión de la Federación al Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda, instrumento en el que trabaja este departamento de la Junta para combatir los desahucios en Andalucía.
   Meyer ha explicado que a mediados de octubre, a los ayuntamientos, especialmente a las grandes capitales, se les remitió el borrador de convenio marco que se había suscrito con la FAMP, ante lo que los ayuntamientos de las grandes capitales "no han dado ningún tipo de contestación a pesar de haber pasado un mes", a pesar de que la Consejería "tiene especial interés en esos consistorios, que reúnen la mayor cantidad de casos de desahucio, nos interesa acordar con ellos para buscar soluciones y seguimos esperando".
   Asimismo, Meyer ha explicado que, después de los primeros contactos en verano con las diversas entidades financieras, la Junta decidió esperar al contenido del real decreto ley sobre desahucios aprobado por el Gobierno, que "no soluciona nada", tras lo que "retomará e intensificará" las conversaciones con la banca para que "cuanto antes" se avance y las entidades firmen un acuerdo marco de colaboración que supone llegar a acuerdo con entidades de crédito "para que las personas no sean expulsadas de las viviendas".
   En ese sentido, Meyer apuesta por "priorizar la figura del alquiler reducido, al margen de quien tenga la titularidad de la vivienda, además de la figura de la dación en pago con cancelación de la deuda perpetua".
   La secretaria general de Vivienda resalta la "receptividad positiva" por parte de las entidades financieras, con las que prevé suscribir acuerdos "bilaterales", de forma que ante esa actitud "solo queda poner todo negro sobre blanco".
   Sobre los posibles cambios normativos en los que la Consejería trabaja, Meyer ha indicado que está en estudio una "reorganización" de la Ley de VPO que permita "hacer efectivo" y "aplicar" y "desarrollar", entre otras cuestiones, el artículo referente a que en las VPO se da de plazo a los adjudicatarios para que ocupen su vivienda, y si a los tres meses no está habitada la vivienda, se aplique algún tipo de infracción o multa.
   "Se trata de primar la función social de la vivienda", ha aseverado Meyer, quien apunta que esa medida y otras de la Ley de VPO "no han tenido desarrollo, por lo que se trata de hacer efectiva esa Ley, aplicar esas medidas y reorganizar esas exigencias para que las VPO sean viviendas habitadas".
   Asimismo, la Consejería también pretende armonizar con Consumo  la Ley de Consumo para "lograr una mejor protección de los consumidores que contratan productos financieros".
   Meyer resalta que los posibles cambios normativos que se acometan, aún sin fecha concreta, pretenden además "trabajar para movilizar las viviendas libres deshabitadas, para que formen parte del mercado de alquiler".
   "Queremos resalta la función social de la vivienda y que ésta sea habitada, que no haya vivienda ociosa, pues es una aberración el número de viviendas deshabitadas que hay actualmente", ha indicado Meyer, quien pretende "dar alternativas reales, que todo se ponga sobre la mesa", tras lo que ha resaltado la importancia de la Ley de Derecho a la Vivienda, una norma "muy avanzada", por lo que "hay profundizar en las medidas para asegurar el cumplimiento de la Ley de Derecho a la Vivienda".

No hay comentarios:

Publicar un comentario