jueves, 8 de noviembre de 2012

Calar Alto prevé desarrollar un telescopio gigante en los próximos seis años y mantener la colaboración alemana

GÉRGAL.- El Observatorio de Calar Alto prevé desarrollar y ejecutar durante los próximos seis años el proyecto HEXA, que permitirá dotar al Centro Astronómico Hispano Alemán (CAHA) de una nuevo telescopio de 6.5 metros de diámetro, con el que se ofrecerá la posibilidad de realizar grandes cartografiados espectroscópicos del cielo para abordar problemas clave en el campo de la evolución de las galaxias, la estructura estelar o la naturaleza de la energía oscura. 

   Así lo ha explicado hoy el director del centro, David Barrado, quien ha señalado que, mediante esta nueva infraestructura se pretende también incentivar la renovación de acuerdos con el Instituto Max Planck de Astronomía, con el que se mantienen los compromisos de operación hasta 2018; ya que en caso de no desarrollar proyectos de interés, podrían retirar su apoyo en 2019.
   Barrado ha resaltado así la importancia de ejecutar el proyecto HEXA, cuya primera fase ya ha sido financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad mientras que la segunda, basada en el diseño preliminar de las actuaciones a ejecutar antes de finales de 2014, se encuentra pendiente de una resolución de la Junta de Andalucía para financiar la actuación, valorada en unos 1,5 millones de euros, si bien la mayor parte se sufragaría mediante fondos europeos.
   Con HEXA se prevé la instalación de telescopio gigante que permitirá, entre otros aspectos, captar la "huella dactilar" de las estrellas para su estudio. Con él se pretende salvar la necesidad de disponer de datos espectroscópicos de grandes áreas del cielo, ya que el espectro de luz de un objeto celeste aporta información crucial sobre su composición, temperatura, densidad o velocidades y, a día de hoy, no existen instrumentos capaces de realizar cartografiados espectroscópicos masivos y de alta resolución.
   La ejecución y puesta en marcha, a través de una tercer fase a desarrollar hasta 2018, dotaría a Andalucía de un instrumento "único" a disposición de la comunidad científico-técnica para el desarrollo de proyectos, ya que obtener espectros de estas características es "una prioridad de la astrofísica internacional".
 "Queremos ser los primeros en llegar en esa carrera", ha indicado Barroso, quien apuesta por mantener el "liderazgo" en este sentido.
   Las actuación, que supone una inversión de unos 65 millones de euros financiables en un 80 por ciento por fondos europeos, posibilitaría mantener a largo plazo la colaboración del Instituto Max Planck con el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), lo que "es garantía de éxito" a la hora de desarrollar proyectos en común como los que ya se realizan mediante 'Cármenes' o 'Califa'.
   En este sentido, el director del CAHA ha destacado la "investigación puntera" que propicia el observatorio ubicado en Almería, que es uno de los "motores de desarrollo tecnológico" del país desde el que, a su vez, se aportan elementos para una economía "más estable", por lo que ha reivindicado que se mantengan las inversiones en ciencia y tecnología por parte de las Administraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada